martes, 22 de noviembre de 2011

LOS MAESTROS, ESPERANZA AGUIRRE, LA CRISIS, LAS CAMISETAS Y LA EDUCACIÓN DURANTE LA REPÚBLICA.

En todas las épocas la educación ha sido un pilar fundamental y básico sobre el que se sustenta cualquier nación. (Haga Clic en cualquier imagen para verla ampliada.)

LOS MAESTROS, ESPERANZA AGUIRRE, LA CRISIS, LAS CAMISETAS Y LA EDUCACIÓN DURANTE LA REPÚBLICA.

Brindo esta crónica a un buen amigo maestro, del que no voy a dar su nombre no vaya a ser que casualmente lo trasladen.


No es costumbre de esta publicación lidiar temas que no estén relacionados tanto con la historia, como con la más rabiosa actualidad taurino-guerracivilera, si embargo en estos tiempos difíciles en que nos encontramos (muchos sin explicarnos todavía cuales son las causas que nos han hecho llegar a esta situación), si que queremos dar a conocer nuestro punto de vista por si a alguien le pudiera interesar y de paso aprovechar para recordar un poco de nuestra Historia.

Manifestación contra los recortes en la enseñanza en la que en una pancarta leemos: “Estamos al borde de una transformación global. Solo se necesita la crisis correcta y la gente aceptará al Nuevo Orden Mundial. David Rockefeller”.

Desde hace unos años contemplamos desde nuestra ignorancia como se está produciendo un irreversible deterioro de la situación económica. La mayoría de los mortales nos limitamos a realizar nuestro trabajo lo mejor que sabemos, pagar religiosamente nuestros impuestos y en muchos casos nuestras hipotecas, educar a nuestros hijos, y tratar de vivir lo mejor posible dentro de nuestras posibilidades. Pero sin previo aviso y sin que hubiéramos hecho nada, todo se desmorona, mucha gente empieza perder su empleo, otros pierden sus casas pero conservando su hipoteca, a otros les bajan el sueldo, además vamos a tener que trabajar más años para poder jubilarnos y encima cobrando menos, entre otra serie de múltiples desgracias. Se trata de una especie de maldición bíblica, similar a las plagas de Egipto, aunque ya la langosta no se lleva. Algo habremos hecho o quizá sea consecuencia de algún pecado original realizado de forma colectiva para el que no existe bautismo redentor posible, o lo mismo hemos ofendido a los dioses y nos lo merecemos por nuestra osadía. Pero aunque estamos convencidos de nuestra inocencia, y de que no hemos tenido nada que ver en el desencadenamiento de esta crisis, no hay nada que hacer más que resignarnos, aceptarlo como viene, y los afortunados dar gracias por seguir conservando el empleo.

Finalizada la Guerra Civil muchos españoles se vieron condenados a vivir en la miseria, como vemos en esta imágen de una calle de Madrid en 1940, una alternativa que muchos empiezan a ver como cierta en los tiempos que corren.



Según nos cuentan los expertos (que cada día pueden decir una cosa distinta del anterior) todo comenzó hace tiempo. Se nos habla de activos “tóxicos”, hipotecas “basura”, que acaban llegando hasta la deuda griega, las velinas de Berlusconi, la prima de riesgo, y otros entes de los que al igual que los neutrinos, que viajan más rápido que la luz, nunca habíamos oído hablar. Te lo envuelven todo en una atmósfera en la que todo parece obedecer a una lógica aplastante que de alguna forma acaba legitimando la situación y nos obliga a asumirla como algo propio, mientras asentimos con la cabeza boquiabiertos como los perrillos aquellos de los coches de los 70’s. Nuevamente en nuestra ignorancia, nos creemos que ante semejante desastre debe de haber alguien que asuma responsabilidades, pero hasta el momento no conozco ningún banquero que haya terminado en la cárcel, quitando al tal Madoff (lo más parecido a un trilero con buenos modales y trajes de Foreveryoung o de Armani), ni ningún cargo político importante que haya intentado por lo menos presentar la dimisión. Observamos con asombro como al que fuera presidente del FMI en los tiempos que se estaba gestando esta crisis sin aparentemente enterarse ( IR A LA NOTICIA) de lo que estaba pasando (directivo que dejo el cargo casualmente al cumplirse el plazo necesario para cobrar una pensión de jubilación vitalicia de 80.000 dólares anuales) lo premian con la presidencia de una importante entidad financiera de titularidad pública hasta hace poco, y podríamos poner más ejemplos como el del que fue muchos años presidente de la patronal. Otros que han llevado a bancos y cajas a la quiebra, dejan sus cargos recibiendo como premio gratificaciones millonarias (pero de euros). Mientras por otro lado miles de trabajadores ven como cierran sus empresas, muchas veces por evidentes errores de gestión, y los directivos y dueños de las mismas gozan de total impunidad, sin ver mermado su patrimonio. La paradoja de todo ello es que mientras las ventas de coches disminuyen, las de vehículos de lujo aumentan imparables mes tras mes, ¿cómo se digiere esto?, ¿qué está pasando?. ¿quién está haciendo negocios con esta crisis?. Casualmente cuanto más sube la deuda, más aumentan los recortes, es decir lo que se quita de un lado, se utiliza para pagar los intereses del otro, que cada vez son más altos al parecer debido a que no se hacen las suficientes reformas estructurales, es decir los suficientes recortes. Menuda paradoja, seguro que debe de haber alguien en Wall Street, o en la City de Londres, o en las Islas Caiman, partiéndose de risa con esto.

Los poderes político y económico, Esperanza Aguirre y Rodrigo Rato, visitando una escuela.

Pero por si todo esto no fuera ya de por si poco, ahora resulta que los estados (es decir todos los ciudadanos) deben ayudar con dinero público a las entidades financieras, para evitar que el desastre sea mayor y que desemboque en una hecatombe de dimensiones bíblicas. Se necesita dinero, pero no hay de donde sacarlo, bueno eso es lo que los pobres mortales creíamos, ya que desconocíamos lo que estas preclaras mentes que nos dirigen denominan (experimentando una total satisfacción al pronunciarlo mientras remarcan las sílabas) “reformas estructurales”, que traducido viene a significar en la mayoría de las ocasiones recortes sociales, de prestaciones, o de derechos adquiridos hasta ese momento, léase abaratar el despido o reducir el dinero destinado a la sanidad o a la educación, o privatizar lo público que no da perdidas. Parece ser que a ninguno de nuestros dirigentes, incluidos los de otros países, se les ha pasado por la cabeza realizar “reformas estructurales” en el sector financiero, como meter mano a las operaciones en los paraísos fiscales, o en la economía sumergida, o endurecer las condenas por corrupción, o quitar de la circulación los billetes de 500 euros, que al parecer no los usa nadie. Fíjense que paradoja, los delitos fiscales prescriben a los cinco años, ¿Qué es eso para cualquiera de nuestros insignes sinvergüenzas?, retrasar un juicio con diferentes triquiñuelas un lustro es algo que sabe hacer hasta la secretaria (con todos los respetos por supuesto) de algunos bufetes de abogados. Este modelo de economía “liberal”, que tan vehementemente defendían muchos cuando las cosas iban bien, es intocable, cualquiera que lo ponga en cuestión es un inconsciente, o un perroflauta, o un peligroso extremista estalinista. Ya lo ven como está el patio, amigos vayan preparándose para lo que se avecina: la era de los recortes. Se privatizarán servicios públicos, nos recortaran el empleo, el salario, la sanidad, las vacaciones, los años de jubilación, entre otros tijeretazos, o sablazos, depende como se mire. Pero lo más triste y lamentable de todo es que también habrá recortes la educación, y esto si que es grave, esto si que no deberíamos permitirlo: con los niños no se juega.

Las discrepancias entre la Comunidad de Madrid y el colectivo docente han estado en el origen de diversas manifestaciones multitudinarias.

Desde hace unos meses venimos asistiendo a una dura pugna entre la Comunidad de Madrid, con su Presidenta Esperanza Aguirre, nuestra entrañable Condesa de Murillo, a la cabeza, y el colectivo de maestros de los colegios públicos, que cuentan con el apoyo de algunas asociaciones de padres y otros colectivos. En el origen de esta disputa, según la Comunidad, se encuentra la redistribución de las tareas de los maestros, a los que se les obliga a dar dos horas más semanales de clase, las cuales se dejan de utilizar en otros cometidos como tutorías, preparación de clases, refuerzos, etc… Por su parte los maestros acusan a la Comunidad de intentar socavar la Educación Pública, mientras mantienen que favorece y apoya a la enseñanza privada, que se concentra en una grandísima proporción en centros religiosos (católicos). En esta guerra de acusaciones se ha llegado incluso a insinuar que lo que realmente pasa es que los profesores son unos privilegiados que no quieren trabajar, que son un poco vagos vaya, además de acusarles de servir de correa de transmisión (no del otro Correa, no piensen mal) de las políticas del Partido Socialista. No seré yo el que niegue que no habrá algún que otro bandarra y espabilado dentro del colectivo de los docentes que se lo quiere llevar doblado sin dar ni golpe, que seguro que los hay. Pero como los hay en todos los colectivos, al igual que entre los políticos habrá algún que otro corrupto, o alguno que se haya metido en política para llevárselo crudo, él y su familia, sin dar ni golpe, pero vamos seguro que son unos pocos nada más, una insignificante minoría, estoy convencido de que tenemos una de las clases políticas más honestas y trabajadoras a nivel planetario. Tengan ustedes también en cuenta que el nepotismo en España no existe, está tan erradicado como la viruela.

Unas camisetas con el estampado que pueden ver en la imagen, desataron diferentes hostilidades entre los docentes y las asociaciones que los apoyan por un lado y la Comunidad de Madrid por otro.

Con estos antecedentes ya se pueden ustedes imaginar que el conflicto estaba servido, así los profesores y los colectivos que les apoyan convocan huelgas y multitudinarias manifestaciones, y desarrollan diversas iniciativas para dar a conocer sus reivindicaciones, entre ellas la creación de unas camisetas de color verde que rápidamente se convierten en símbolo de la protesta, vendiéndose un buen número de unidades de las mismas.

Pero estas camisetas se venden sin declarar el IVA, algo que llega a los oídos de la Comunidad y del Partido Popular, que estiman que se está produciendo un fraude de 9.000 (nueve mil euros), en palabras de la Presidenta Esperanza Aguirre todo “un negociazo”( IR A LA NOTICIA). Como bien sabemos, todo buen ciudadano que se precie, si es consciente, o por lo menos sospecha con pruebas fehacientes, de que se está cometiendo un delito su deber es denunciarlo inmediatamente a las autoridades competentes. Por lo tanto Comunidad y Partido Popular deciden denunciarlo, como tiene que ser, para evitar que se persevere en el delito y por supuesto solicitar el quitar todas las subvenciones a estas asociaciones por la evidente presunción de delincuencia. Lo que demuestra muy a las claras que todo lo que se está hablando del Caso Gurtel no son más que pamplinas, fruto de la maldad y envidia de algunos, ya que si tanto la Comunidad como el partido Popular de Madrid hubieran sospechado en cualquier momento que alguien, independientemente del partido al que perteneciera, aunque fuera del suyo mire usted, estaban defraudando no ya 9000 euros, tampoco hay que exagerar por favor, con que hubieran sido simplemente 1000 euros, seguro que también lo habrían puesto en conocimiento de las autoridades de manera inmediata. Hasta ahí podríamos llegar.

Salvador Victoria, con evidente expresión de satisfacción, muestra a la prensa la denuncia presentada en la Agencia Tributaria contra las asociaciones que vendieron las camisetas, realizando “un negociazo” en palabras de Esperanza Aguirre.

Hace poco tiempo vimos en los medios de comunicación como el presidente del Comité Jurídico del PP de Madrid, Salvador Victoria, que también desempeña el cargo de consejero de Asuntos Sociales de la CAM, presentaba ante la agencia tributaria una denuncia contra las tres asociaciones que venden las camisetas, ya que las “comercializan al por mayor y en régimen de monopolio”, las camisetas tienen un coste de tres euros y se venden al precio de 5, es decir se está realizando una “actividad lucrativa” que habría reportado a las asociaciones denunciadas “importantes beneficios económicos”. En la edición de El País del 11 de octubre de 2011 pueden encontrar ustedes esta noticia ampliada. Les recomiendo encarecidamente su lectura.(IR A LA NOTICIA)

Unos pocos días más tarde, el 27 de octubre de 2011, en este mismo diario madrileño (que ya sabemos usted y yo de que pié cojea) publicaba una noticia, dejándola caer así como quien no quiere la cosa, en la que se informaba que la esposa de Salvador Victoria, doña Mayte Jiménez, es miembro del Consejo de Administración de Caja Madrid Pensiones, perteneciente a Bankia la entidad que dirige Rodrigo Rato, puesto que desempeña desde junio de 2009. Apuntillando que este Consejo se reúne cuatro veces al año, trabajo por el que sus miembros reciben 1.800 (mil ochocientos) euros al mes en concepto de dietas. Continúa El País recordando el currículo de esta consejera, que le ha hecho llegar hasta un puesto de tal responsabilidad: “es diseñadora, acabó COU, no tiene titulación universitaria y posee un nivel medio en inglés”. En cuanto a su experiencia laboral el diario destaca que “desde 2008 es adjunta a la dirección de una escuela infantil de Las Rozas. Con anterioridad trabajó como secretaria del gerente de una multinacional sueca y como responsable del departamento comercial de otras dos empresas de ese mismo sector. Su primer empleo fue el de secretaria de una comercializadora de maquinaria industrial.”.( IR A LA NOTICIA)

Lucía Figar, consejera de Educación, flanqueada por el candidato a la alcaldía de Villalba por el PP y por Salvador Victoria (nuevamente con expresión de satisfacción), tras presentar una denuncia contra el alcalde de Villalba, al que acusaron de dar un mitin a los alumnos de un instituto en las propias aulas y en horario lectivo. En palabras de la propia Figar “Los alumnos eran cautivos de lo que iba a suceder”. Tremendo, seguro que también estaban desarmados. ( IR A LA NOTICIA)

Como verán ustedes todo de lo más normal para pertenecer a un consejo de administración de una entidad financiera, y por supuesto sin infringir en ningún momento la legalidad, faltaría más. Ya se que muchos de ustedes me dirán, que esta mujer seguramente no tenga la preparación ni la experiencia necesaria para pertenecer a un Consejo de Administración, pero yo les respondería que después de ver lo que esta cayendo y de contemplar como los responsables de las entidades financieras con todas sus carreras, masteres y doctorados no tienen ni pu...ñetera idea de lo que está pasando, que necesidad hay entonces de que alguien que dirija estas entidades sepa de economía, total, ¿para qué?(aunque otros me dirán que lo que está pasando obedece a que los que están en los consejos de administración, sobre todo de las entidades con participación pública, son enchufados de la clase política que no tienen ni idea). Lo que pasa es que hay mucha envidia, eso es lo que pasa, y también mucha mala leche y ganas de malmeter, porque seguramente si hubiera el más mínimo atisbo de ilegalidad o de delito tributario, probablemente algún abnegado ciudadano con el respaldo de algún partido político honesto lo habría puesto en conocimiento de las autoridades. Además, tampoco se de que se asombran, al parecer es una práctica de lo más normal, en la misma noticia de El País se recoge que sin ir más lejos, en el mismo Consejo de Administración de Caja Madrid Pensiones también se encuentra la esposa del mismísimo secretario general del PP de Madrid Francisco Granados. Pero por si todo esto no fuera poco, ya hace falta ser taimado, El País un día después publicaba otra noticia indicando que la esposa del vicepresidente de la Comunidad de Madrid y presidente del Canal de Isabel II (candidato inminente a la privatización aun dando beneficios), Don Ignacio González, trabajaba desde septiembre de este año con el presidente de los empresarios madrileños(CEIM), Don Arturo Fernández, como adjunta a la presidencia de la CEIM, un cargo de nueva creación (no queremos decir que hecho a medida, Dios nos libre), por lo que esta economista (que esta señora si que tiene carrera de económicas, no como la esposa de Victoria) cobra al año 78.000 euros brutos. ¿De que se extrañan?, cada uno contrata a quien quiere ( IR A LA NOTICIA). Insisto, lo que hay es mucha envidia, eso es lo que hay, y luego tenemos que escuchar a algún envidioso por ahí, diciendo que si la mujer de un consejero puede llegar a un consejo de administración, entonces la mujer de un presidente porque no va a poder llegar a alcaldesa de Madrid. Ya ven ustedes, lo que hay que oír, ver para creer, envidia, lo que hay es mucha envidia.

Salvador Victoria (nuevamente con cara de enorme satisfacción, hay que ver lo que le gusta a este hombre denunciar) junto a Francisco Granados, seguramente tras presentar otra denuncia. Estas dos personas además de otras muchas afinidades, comparten el hecho de que sus esposas forman parte del consejo de administración de una importante entidad financiera, aunque algunos envidiosos mantienen que sin posser un curriculo, ni por lo más lejano, acorde al puesto a desempeñar.


Pero bueno, vamos a lo que estábamos, a los recortes de las “reformas estructurales” que exigen los mercados, y yo quiero desde aquí pedir encarecidamente, por si alguien me hace caso, que por favor no recorten la educación. Me disculparan ustedes si me pongo melodramático, e incluso cursi, pero los niños es lo mejor que tenemos, lo que más debemos cuidar. La educación, la cultura y el conocimiento no se le puede negar a nadie, una enseñanza de calidad dará paso a ciudadanos de calidad, lo que ahora invirtamos en educación nos lo ahorraremos en el futuro en policías y cárceles, en ayudas sociales, en políticas de cohesión social. Toda la inversión que se haga en educación, reportará altos intereses en el futuro a la toda la sociedad, la educación de calidad es un pilar básico de cualquier sociedad. ¿Qué mayor satisfacción que ver leer en voz alta por primera vez a un niño?, pues seguramente la de ver hacer lo mismo a un anciano que no hubiera podido aprender en su infancia. La educación es un derecho que no se le puede negar a nadie, y un deber de las autoridades el garantizar que los ciudadanos ejerzan ese derecho en condiciones de igualdad.

Empecé a escribir esta crónica con la intención de hablarles de otro de esos personajes de la guerra civil desconocidos del gran público, una crónica en la línea de la dedicada el teniente Moreno, o de la del comandante Bretaño. Este personaje del que les quería hablar era un maestro, y pensaba hacer una breve introducción en la crónica hablando de la situación de los maestros en la actualidad, pero como habrán podido comprobar, si al final han tenido la paciencia de llegar hasta aquí, se me ha ido la mano. Esta crónica la posponemos para más adelante, pero aprovecharé para hablarles también un poco de Historia.

La II República realizó un extraordinario esfuerzo en la universalización de una educación universal y gratuita de calidad.

La II República española tuvo sus luces y sus sombras, para muchos mas luces y para otros más sombras, pero nadie puede negar el gran esfuerzo que las autoridades republicanas realizaron en el campo de la educación. En el momento de proclamarse la República gran parte de la población era analfabeta (aproximadamente un tercio de la misma, siendo un porcentaje mucho mayor entre las mujeres), según Marcelino Domingo primer ministro de Instrucción Pública de la República, esta heredó “una tierra poblada de hombres rotos”, había centenares de miles de niños sin escolarizar, faltaban miles de colegios y muchos de los que había no reunían las mínimas condiciones necesarias para el desarrollo de la actividad docente. Sin olvidar el profesorado, también escaso, y en muchos casos con una formación deficiente y salarios de miseria (de ahí viene el dicho “pasar más hambre que un maestro”).

Ante este reto la nuevas autoridades desarrollaron un gran esfuerzo para solventar esta terrible herencia. Así ya en la Constitución aprobada en diciembre de 1931, se recogía claramente cuales iban a ser los principios que iban a regir la actividad educativa:

Artículo 48. El servicio de la cultura es atribución esencial del Estado, y lo prestará mediante instituciones educativas enlazadas por el sistema de la escuela unificada.
La enseñanza primaria será gratuita y obligatoria.
Los maestros, profesores y catedráticos de enseñanza oficial son funcionarios públicos.
La libertad de cátedra queda reconocida y garantizada.
La República legislará en el sentido de garantizar a los españoles económicamente necesitados el acceso a todos los grados de enseñanza, a fin de que no se halle condicionado más que por la aptitud y la vocación.
La enseñanza será laica, hará del trabajo el eje de su actividad metodológica y se inspirará en ideales de solidaridad humana.
Se reconoce a las Iglesias el derecho, sujeto a inspección del Estado, de enseñar sus respectivas doctrinas en sus propios establecimientos.

Durante la guerra se realizó un gran esfuerzo para garantizar la educación de los niños en la zona republicana, prestando una especial atención a los niños desplazados o a los que habían quedado desatendidos.

Antes de promulgarse la constitución, el ministro Marcelino Domingo encargaría a Miguel de Unamuno, presidente del Consejo de Instrucción Pública, la preparación de una ley para sustituir a la entonces en vigor, la ley Moyano, que databa de 1857, se trataba de establecer en España la escuela única. La educación debería basarse en los siguientes principios:

1.- La educación pública es esencialmente una función del Estado.
2.- La educación pública debe ser laica.
3.- La educación pública debe ser gratuita, especialmente en la enseñanza primaria y media.
4.- La educación pública debe tener un carácter activo y creador.
5.- La educación pública debe tener un carácter social, por lo que se articulará un sistema de participación entre las representaciones sociales diversas y la escuela.
6.- La educación pública debe atender conjuntamente a los alumnos de uno y otro sexo, haciendo de la coeducación un principio pedagógico aplicable a todos los grados de la enseñanza.
7.- La educación pública constituye un sistema unitario.
8.- El profesorado de la educación pública constituye un todo orgánico. Siendo una la función educativa, uno debe ser también el profesorado, lo que significa que debe recibir una preparación equivalente, asumir un trabajo docente similar y análoga retribución.

Los cambios referentes en la educación se encontrarían desde un principio con la oposición de la Iglesia, que hasta ese momento ejercía una importante hegemonía dentro del mundo académico español. Estos cambios influyeron notablemente en la oposición de la Iglesia española hacia la República, que se mantendría durante toda la corta existencia de la misma.

Los efectos de la guerra se dejarían sentir también en las escuelas, como esta de la madrileña barriada de Tetuán.

Las autoridades republicanas desarrollaron un actividad frenética en el campo pedagógico en los primeros años de su existencia, que se basaba en dos principios básicos: la construcción de escuelas y la formación de los maestros. La reforma haría suyos los principios educativos de la Institución Libre de Enseñanza, además la educación habría de ser libre, universal y gratuita. La educación habría de ser el pilar en el que se basara la existencia del nuevo estado, según Rodolfo Llópis, director general de Primera Enseñanza de 1931 a 1933, "La misión de la escuela es transformar el país en estos momentos (...) que los que estaban condenados a ser súbditos, puedan ser ciudadanos conscientes de una República". Desde los primeros días comenzaría un programa masivo de construcción de escuelas, así como la creación de nuevas plaza para maestros y la formación de los mismos. Se aprobó un plan quinquenal con el que el gobierno se planteó el crear 5.000 escuelas públicas al año, y así en diciembre de 1932 se habían creado en España 9.620 escuelas. Con el profesorado ocurriría algo similar, y durante la Republica se crearían cerca de 20.000 nuevas plazas de maestros, a los que se les dispensó una esmerada formación para que pudieran desarrollar adecuadamente los nuevos principios pedagógicos y docentes. En un tiempo de crisis económica como también eran aquellos años posteriores al desastre de 1929, la República no escatimó en gastos con el tema de la educación y parte de la financiación de este ambicioso proyecto se realizó mediante la emisión de obligaciones por valor de 400 millones de pesetas, todo un dinero para la época.

Bernardo Pérez con sus alumnos. Este profesor de Fuentesaúco (Zamora) sería uno de los muchos maestros que serían fusilados durante la guerra civil.

También se realizaría un gran esfuerzo tratando de llevar la educación y la cultura a los más recónditos lugares de la geografía española, no olvidemos que en esa época España era un país eminentemente agrícola, con un elevado porcentaje de población habitando en el medio rural, en muchas casos en condiciones más cercanas al siglo XIX que al XX, sin infraestructuras y con escaso contacto con la modernidad. Por todo ello, en Mayo de 1931 se crea el Patronato de Misiones Pedagócicas, con el propósito de “llevar a las gentes, con preferencia a las que habitan en localidades rurales, el aliento del progreso y los medios de participar en él, en sus estímulos morales y en los ejemplos del avance universal, de modo que los pueblos todos de España, aún los apartados, participen de las ventajas y goces nobles reservados hoy a los centros urbanos”. Así se crearon innumerables bibliotecas por los pueblos de toda España, se organizaron sesiones cinematográficas que permitieron a muchas personas contemplar una película por primera vez, se representaron obras de teatro, audiciones y un sin fin de actividades culturales (en las que en muchos casos participarían intelectuales y artistas de la época) que de alguna forma trataron de aliviar el gran déficit cultural de los espacios rurales.

La República promovió una proyecto denominado Misiones Pedagógicas que pretendía llevar la cultura y la educación hasta los últimos rincones de España. La iniciativa incluía la creación de bibliotecas populares incluso en las más recónditas poblaciones, como la de la imagen.

Durante la guerra que siguió al golpe militar del 36, tampoco se desatendió la actividad educativa pese a la gravedad del momento, que se trató de mantener con la normalidad anterior a la sublevación, en los lugares donde esto fue posible. También se crearon un buen número de colonias escolares destinadas a alojar y continuar con la formación de los niños desplazados por la guerra, y no se olvidó tampoco la alfabetización de los adultos, incluyendo los propios frentes de guerra, donde se crearían milicias y “brigadas volantes” de lucha contra el analfabetismo. Durante la guerra muchos maestros serían asesinados, la mayoría de ellos con la única acusación de ejercer su profesión, otros muchos serían represaliados durante y tras la guerra. Al final de la guerra con la victoria del bando franquista, se truncaría todo este esfuerzo, retrocediendo a la época anterior o incluso peor.

Una maestra enseñando a escribir a unos milicianos en el frente. Durante la guerra se crearían diferentes estructuras en el Ejercito republicano que tendrían como objetivo la alfabetización de los soldados, muchos de los cuales, al igual que un elevado porcentaje de la población, eran analfabetos.

Como ven ustedes aun en tiempos difíciles es posible dedicar un esfuerzo a la educación, esperemos que este mensaje llegue a nuestras administraciones, y entre todos podamos conseguir que cada vez el esfuerzo en educación sea más y más importante.

No puedo resistirme a la tentación de terminar sin hacer una sugerencia a las autoridades educativas de la Comunidad de Madrid, y en especial a su Presidenta Doña Esperanza Aguirre, referente al segundo idioma que los alumnos pueden cursar en la ESO. Actualmente ese puesto de privilegio lo ocupa el idioma francés, un idioma que sin querer ofender a nadie, ya tiene muy poca utilidad para los españoles, sobre todo desde que no hace falta ir a Perpignan a ver películas. A mi entender de cara a que nuestros jóvenes tengan más oportunidades profesionales, yo creo que sería mucho más acertado que el segundo idioma a estudiar en los colegios fuera el “tagalo”, dado que si al final la situación no mejora y nuestros hijos pese a su preparación no consiguieran encontrar un buen empleo, tuvieran la alternativa, de que si se tienen que poner a servir, por lo menos lo hagan en una casa bien, no en una casa cualquiera. Seguramente a la señora Aguirre esto que le comento del idioma tagalo, se lo pueda explicar mejor su consejera de educación Lucía Figar ( IR A LA NOTICIA), que este pobre y humilde cronista. Como diría Gracita Morales: “¡Hay que ver como está el servicio!”.

Florentino Areneros.

6 comentarios:

  1. Maestro, menuda crónica, sí señor! más que la puerta grande se merecería la mejor habitación del hotel Victoria, si a éste las modernidades no lo hubieran echado a perder

    Gracias!

    Ines

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por sus amables palabras amiga Inés, que para mi tienen más valor viniendo de usted.

    En cuanto al hotel Victoria, pese a su modernidad, si la dirección del hotel tiene a bien invitarme no crea usted que me habría de resistir mucho.

    Un saludo y gracias a usted por visitar nuestras páginas.

    ResponderEliminar
  3. Estimado D. Florentino, muchas gracia por su concienzudo análisis, tanto de la más rabiosa actualidad, como de una parte de nuestra historia que no debería caer en el olvido.

    Leyendo su crónica, me viene a la cabeza esa expresión tan castiza que dice:

    “Nos mean encima y dicen que llueve”

    Por otra parte, al hilo de su repaso de Historia sobre el esfuerzo educativo que desde el Estado se puso en marcha durante la Segunda República, me parece de justicia hacer mención al similar esfuerzo, aunque con muchos menos medios y recursos, que el movimiento obrero, en sus diferentes ramas, desarrolló en España desde finales del siglo XIX, hasta el final de la guerra civil, creando innumerables escuelas populares, ateneos libertarios, bibliotecas, etc. intentando así, extender la cultura entre las capas más humildes de la población, a la vez que se procuraba romper con el monopolio ideológico-pedagógico impuesto por la Iglesia.

    Ninguno de los derechos que ahora parecen tambalearse ha sido un regalo caído del cielo, sino el resultado de un largo proceso lleno de sacrificios, esfuerzos, luchas y conquistas.

    Gracias por esta entrada crítica y valiente.

    Reciba un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Encantado de volverle a ver por estas páginas amigo Gerión, le quedo muy agradecido nuevamente por sus elogios.

    Como usted bien dice es necesario recuperar la memoria de todas las instituciones y personas que se esforzaron y sacrificaron por universalizar la educación y la cultura en España durante los siglos XIX y XX, soy de los que opinan que el conocer el pasado puede sernos de utilidad en el presente y ayudarnos a construir el futuro, aunque lamentablemente me temo que somos los menos. En la actualidad a la preocupante crisis económica hay que añadirle una todavía más preocupante crisis de valores, una conjunción de características apocalípticas y de consecuencias imprevisibles. A poca gente le importa lo que como usted bien remarca en su comentario ha sido “el resultado de un largo proceso lleno de sacrificios, esfuerzos, luchas y conquistas”, son pocos los que conocen a Giner de los Ríos o a Ferrer Guardia, y lo más triste es que a la mayoría le preocupa bien poco.

    Le contaré una anécdota relacionada con este blog. Hace pocas semanas, consultando las estadísticas de acceso al blog comprobé con satisfacción que el número de lectores se había disparado. Traté de averiguar las causas de tan desproporcionado aumento comprobando que la causa de se repentino interés por la historia (o como queramos denominar al emplaste que hacemos en este blog) venía provocado por la boda de la Duquesa de Alba. Así es amigo Gerión, los centenares de visitas diarias se dirigían hacia una página que hace tiempo dediqué al Duque de Alba, hacia la que vendrían dirigidos desde algún buscador. Supongo que nada más abrir la página y comenzar a leer saldrían espantados, aun siendo una crónica lúdico festiva que escribí para celebrar el haber ganado el Mundial de Fútbol. Tremendo.

    Aprovecho para felicitarle también por ese Cossio de la guerracivilmaquia que es el blog “Frente de Batalla” que usted dirige, y que nunca nos cansamos de leer (aunque nos tuvo un tiempo preocupados con aquellas obras), y que desde aquí vuelvo a recomendar su lectura a nuestros lectores.

    Reciba un cordial saludo.
    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  5. Otro faenón, aunque esta vez le haya sonado el segundo aviso, maestro. y al hilo de lo comentado por Gerión le sugiero un tema -si por un casualno se hubiese tratado ya: la formidable historia de la Casa del Pueblo de la calle del Piamonte.

    ResponderEliminar
  6. Contadnos más mentiras, ¿Qué pasa con Rodrigo Rato y Bankia? ¿No eran del poder económico de pata negra y lo iba a solucionar todo? No, falso. Ni este poder económico ni esta poderosa política, falsamente representados por estos dos: Rato y Aguirre, son únicamente simplificadores.
    Vive La France! On a gagné! ¡Hagamos nuestra Bastilla! ¡Estos genes aristócratas nos hacen daño! ¡Qué pague Rato! ¡Qué paguen los sinwergüenzas!
    Fuera estos simplificadores, que simplifican los problemas, simplificando a los ciudadanos como si de fracciones se trataran. Los problemas son complejos, con parte real y parte imaginaria, pero ellos no distinguen en su simplicidad entre simplificaciones reales y simplificaciones de fracciones complejas. Lo llevan todo a su supuesta recta real que está situada en el plano con componente imaginaria. Pero los problemas está en tres dimensiones, son complejos y en todas direcciones y con parte real e imaginaria en cada uno de los tres ejes.
    …Lo único que no es imaginario es el daño que está haciendo.
    Estos NeoCons-NeoLibs lo simplifican todo, simplificándo sólo a los ciudadanos.
    Su ecuación de la solución consta de fracciones que simplifican por doquier como malos estudiantes, para dividir a los ciudadanos y simplificarnos.
    ¡Dividamos y simplifiquemos a los Genocidas de los trabajadores españoles, de las familias españolas, de los ciudadanos españoles!
    ¡Qué simples son estos ignorantes!¡Cuanto daño hacen! ¡Basta ya!¡Fuera de España!

    ResponderEliminar