jueves, 1 de diciembre de 2011

¿BRIGADISTAS INTERNACIONALES EN EL PAIS VASCO?

Fotografía perteneciente a los fondos del International Brigades Memorial Archives, en la que (según el texto que la acompaña) se ve a un grupo de brigadistas desembarcando de un tren.

¿BRIGADISTAS INTERNACIONALES EN EL PAIS VASCO?

En ocasiones una simple fotografía, aparentemente sin ninguna característica especial, puede convertirse en un extraordinario documento historiográfico. Tal y como explicó el maestro Carlos García-Alix “Rufian” en una conferencia, que tuvo su correspondiente crónica en esta publicación, las fotografías te hablan, solamente es necesario hacerles las preguntas adecuadas. A partir de una fotografía y de las pistas que esta nos ofrece, podemos llegar a conclusiones contrastadas y establecer diferentes hipótesis para trabajar posteriormente con ellas. Podemos encontrar múltiples ejemplos, sin ir más lejos en este mismo medio podemos encontrar la crónica dedicada al comandante Bretaño, donde a partir de la foto de uno de los parapetos y gracias a los comentarios de nuestros lectores, se consiguió identificar a alguno de los personajes que aparecían en ella y recuperar diferentes testimonios y trabajos relacionados con el asalto al Cuartel de la Montaña en Julio de 1936 (IR A LA CRÓNICA Y LOS COMENTARIOS). Otro ejemplo más reciente lo tenemos en el foro de Gefrema, un lugar ejemplar de intercambio y debate caracterizado por el rigor y objetividad de las intervenciones de los participantes. En este foro, y dentro de un hilo que comenzó con la monumental ruta de Moncloveño por las calles de Madrid con motivo de la conmemoración del 75 aniversario de la llegada de la Brigadas Internacionales a Madrid, aparecieron dos fotos, prácticamente idénticas, de un grupo de brigadistas caminando. Lo que parecían dos fotos sin mayor trascendencia han dado lugar a un interesantísimo debate que ha conseguido arrojar mucha luz sobre la fecha en la que los brigadistas llegaron a Madrid, confirmando algunas teorías y estudios, y cuestionando o matizando otros, como es el caso del testimonio de Vicente Rojo. Un trabajo colectivo impecable, el cual todavía continua abierto y que ustedes pueden conocer haciendo clic aquí.

A partir de la fotografía de este grupo de brigadistas tomada en Madrid en noviembre de 1936 publicada por varios periódicos de la época, se inició un interesante debate en el Foro de Gefrema sobre la fechas de llegada y de entrada en combate, así como sobre otros aspectos relacionados con los voluntarios internacionales en la Batalla de Madrid.(IR AL FORO DE GEFREMA).

En la ruta de Moncloveño citada anteriormente, el diestro de la Cuesta de Areneros obsequió a los aficionados con una cuidada documentación, que incluía una extensa selección gráfica de fotografías relacionadas con el evento. Entre las fotos que el diestro estuvo recopilando se encontraba una fotografía que de confirmarse alguna de las trazas que de un analisis inicial se podían obtener, supondría localizar un excepcional documento gráfico sobre el momento de la llegada de los brigadistas a Madrid. Sin embargo un torero de la categoría de Moncloveño, que ha lidiado ya en muchas plazas con morlacos de las más variopintas ganaderías de carretes, no permite que salte cualquier ejemplar al albero sin haberlo estudiado atentamente antes de su lidia.

La foto en cuestión apareció publicada en el libro “International brigades in Spain 1936-39” de Ken Bradley y Mike Chappell, publicado por Osprey en 1984. La mayoría de las fotografías de este trabajo pertenecen al “International Brigades Memorial Archive” que a su vez se incluye en los fondos de “The Marx Memorial Library”, ubicada en Londres. Este importante archivo es una de las fuentes básicas para el estudio de las Brigadas Internacionales por el número e importancia de los documentos que en el se pueden encontrar, durante años estos fondos han sido estudiados y catalogados por personal cualificado, lo que les otorga un valor añadido.



Portada del libro en el que aparece publicada la fotografía de nuestra cabecera.

La fotografía a la que nos referimos la pueden contemplar ustedes en la cabecera de esta crónica, y como podrán apreciar se trata de una fotografía sin ninguna trascendencia ni significado aparentes. En ellas aparece un grupo de soldados que caminan por el anden de una estación de ferrocarril, junto a un tren del que muy posiblemente hayan descendido momentos antes, a su derecha un niño sobre las vías contempla la escena. En el pie de foto de la publicación encontramos el siguiente texto: “unidentified international brigade unit disembarking from a train; dark berets are worn by most but a few wear the pasamontaña”, cuya traducción más o menos (y que me perdone Ribereño) podría ser: “unidad no identificada de las Brigadas Internacionales desembarca de un tren; la mayoría de los soldados usan boinas oscuras, aunque algunos visten pasamontaña”. Como pueden comprobar una foto más, sin embargo si observamos con más detenimiento la imagen podemos llegar a plantearnos alguna pregunta.

Una locomotora eléctrica Brown Boveri fabricada en Suiza, también conocida como cocodrilo, idéntica a la que aparece en la fotografía de los brigadistas.

Cuando esta foto llegó a las manos de Moncloveño mientras preparaba su ruta, lo primero que pensó es si esta fotografía podría corresponder a la madrileña estación de Atocha, si fuera así, se podría tratar del instante en el que llegaban a Madrid los primeros brigadistas, dado que según diversas fuentes sería este el medio de transporte utilizado para su traslado, sin duda un momento histórico. Ahora la tarea consistía en ver si a partir de la información de la foto se podría obtener algún dato que confirmara esa hipótesis. Una de las pistas que encontramos en la imagen es la locomotora, aunque no se ve la totalidad de la misma si que se distinguen diferentes elementos que pueden ayudar en su identificación. Pero entre todos ellos, destaca uno que llama poderosamente la atención: la locomotora tiene pantógrafo (mecanismo articulado por el que la locomotora toma la corriente de la catenaria), es decir se trata de una línea electrificada.

La Compañía de Ferrocarriles Vascongados adquirió 10 locomotoras eléctricas Brown Boveri en 1928, que prestaron servicio hasta bien entrado el último cuarto del pasado siglo. (Foto Railwaymania).

En los temas relacionados con el ferrocarril, en Gefrema tenemos la suerte de contar con un especialista en la materia: el maestro José Antonio Grandell “Maquinista”, un apasionado de todo lo relacionado con este medio de transporte. Moncloveño le envió la fotografía para conocer su opinión, y a su vez “Maquinista” se la remitió a José Manuel García un auténtico maestro en estas lides, un Cossio andante del mundo del ferrocarril. Tras estudiar la imagen detenidamente, las conclusiones a las que llegaron este par de expertos, ofrecerían mucha luz sobre los secretos que esta fotografía encerraba, pero a su vez también levantaba muchas sombras.

Dos locomotoras del mismo modelo que la que aparece en las fotografías e los brigadistas en la estación de Durango. (Foto Railwaymania).

La locomotora que aparece en la imagen es una Brown Boveri (fabricada en Suiza por la compañía Brown, Boveri & cie que se encargaría de la parte eléctrica, mientras que la compañía belga Haivie St Pierre se encargaría de la fabricación de la parte mecánica). Una de las diez locomotoras que adquirieron en la Compañía de Ferrocarriles Vascongados en 1928 (alguna de las cuales continuarían dando servicio hasta el último cuarto del pasado siglo) para operar en sus líneas electrificadas. Como curiosidad comentar que estas diez locomotoras serían bautizadas con los nombres de 10 montes del País Vasco y en la actualidad se conservan tres, Ulía, Bizkargi y Arrate, que se pueden contemplar en el Museo Vasco del Ferrocarril, y otras cuatro locomotoras de aquellas diez (Kalamua, Andux, Irukurutzeta y Galdaramiño) se conservan en otros puntos de España y Europa. Estas 10 máquinas eléctricas se desplazaban sobre vías métricas, es decir lo que se conoce por vía estrecha.

La bilbaína estación de Achuri, un lugar donde bien podría haberse tomado la fotografía.

Si comparamos la imagen de los brigadistas con alguna de las que acompañan esta crónica podremos comprobar las coincidencias (puertas y ventanas, rejillas de ventilación, foco delantero, pantógrafo, etc.) y si nos fijamos en el ancho entre los raíles donde se encuentra el niño de la fotografía, comprobamos que es menor al habitual de los ferrocarriles en España, es decir se trata de una vía de ancho métrico (1.000 mm) en vez del ancho más común en la mayoría de lineas del país, conocido como ancho ibérico por utilizarse principalmente en Portugal y España (1.668 mm)

Estas locomotoras solamente funcionaban en aquella época en el Pais Vasco, por lo tanto la fotografía tuvo que ser tomada en algún punto de la red de la Compañía de Ferrocarriles Vascongados. Nuestros expertos consideran que posiblemente se trate de la bilbaína estación de Achuri, aunque bien podía tratarse de cualquier otra de aquella línea electrificada.

El correo Bilbao-San Sebastián, con su locomotora Brown Boveri, preparado para partir en la estación de Achuri de Bilbao. (Foto Railwaymania).

Si estas deducciones son correctas podemos afirmar que la fotografía se tomo en algún lugar del País Vasco, aunque sin poder concretarlo en un punto exacto con absoluta certeza. Ahora la duda es saber si en algún momento, alguna unidad de las Brigadas Internacionales estuvo en el Pais Vasco. Después de indagar en por diversos medios, consultar diferentes fuentes, así como consultar a varias personas que han trabajado sobre las Brigadas Internacionales, la respuesta es que ninguna unidad de las BI participó en los combates en el Pais Vasco, ni en ningún frente del norte, es decir ni de Santander ni de Asturias. Solamente hemos constatado la participación de voluntarios extranjeros durante los combates de Irun, en el verano de 1936. En aquella ocasión, finales de agosto de 1936, desde Francia cruzarían la frontera grupos de combatientes que se unirían a las fuerzas leales para la defensa de la localidad guipuzcoana. En aquella ocasión un total de sesenta extranjeros combaten junto a los republicanos vascos.

— Un grupo de ocho hombres (tres alemanes, un polaco, un francés, un belga). Jefe: un checo, veterano de la Legión Extranjera Francesa. Ayudante: Leib Jampolski, llamado Jean Paul, comunista de Besarabia.
— Grupo de una docena de hombres, italianos. Jefe: Maurovitch Remigio, llamado Gorizia (italiano, comunista).
— Grupo Edgar André: 4 hombres, después diez. Alemanes. Jefe: «Papá», alemán, veterano del 14, social-demócrata.
— Una unidad de unos 200 hombres, en su mayoría vascos, mandada por el capitán francés Jacques Menachem, incluyendo a algunos extranjeras: franceses, húngaros, polacos. El grupo Edgar André, de Papá, se integra en ella.
— Grupo Walery Wroblewski: 9 hombres, polacos, comunistas. Jefe: Francis Palka. (fuente: www.sbhac.net)

Un grupo de milicianos vascos, muchos de los cuales utilizan la tradicional boina, observen que en algunas se aprecia que tienen cosidos o prendidos diferentes emblemas, lo que coincide con lo que podemos observar las boinas de los soldados que aparecen en la fotografía del tren.

Irun caería ese mes, y la comunicación con Francia de la zona republicana del norte quedaría cortada. Ahora la pregunta sería si los combatiente de la fotografía, pertenecen a aquel grupo de voluntarios que combatieron en Irun; a nuestro entender sería una teoría con poco fundamento ya que muy posiblemente de haber existido esa unidad de extranjeros seguramente nos hubiera llegado alguna referencia o testimonio. Otra hipótesis que podríamos manejar es la de que los soldados que se ven en la foto, no sean extranjeros, si no que se trata de una unidad de la zona, lo que justificaría de alguna manera la utilización generalizada de boinas, en algunas de las cuales podemos distinguir un emblema o escudo prendido a las mismas. De ser esta teoría la correcta, entonces nos quedaría la duda de saber como esta fotografía pudo llegar hasta los fondos del International Brigades Memorial Archives. Seguramente el motivo pudiera ser la similitud en la indumentaria con algunos brigadistas, especialmente con los brigadistas de nacionalidad francesa, muchos de los cuales utilizaban también boina de manera habitual.


Dos fotografías de milicianos vascos tomadas por David Seymour “Chim”, compañero de Robert Capa y Gerda Taro, en las que podemos apreciar con detalle los escudos y emblemas prendidos en las boinas. Ambas fotografías pertenecen a la “Maleta Mexicana”.

Llegados a este punto hemos podido comprobar como la fotografía se tuvo que tomar en alguna localidad del País Vasco por donde pasara alguna de las líneas de la Compañía de Ferrocarriles Vascongados, preparada para la circulación de locomotoras Brown Boveri como las de la fotografía, que circularían sobre vía métrica , pero quedaría por identificar a los soldados que aparecen en la fotografía, ¿brigadistas o soldados vascos?. El debate queda abierto, y esperamos que cualquier aportación de nuestros lectores nos ayuden a desvelar esta apasionante incógnita.

Florentino Areneros.

3 comentarios:

  1. El rufián melancólico3 de diciembre de 2011, 11:50

    Impresionante!

    Hay dos fotografías de las brigadas desfilando por la Gran Vía el 8 de noviembre.
    ¿las conoce?

    Las buscaré y se las envío.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias maestro.

    Supongo que se referirá a dos fotos de brigadistas desfilando a los pies del edificio de Telefónica que fueron publicadas en la Biblioteca Fantasma. Una de ellas la pegué en la crónica de la reaparición de Moncloveño (El Renacimiento). Son dos fotos muy interesantes, que junto a otras, han dado pie a un interesante debate en el Foro de Gefrema, donde han ido apareciendo diferentes artículos de prensa, otras fotos de brigadistas en su “primer” día en Madrid, y testimonios y documentación de diversos autores. Pero aun así todavía no hemos conseguido ponernos de acuerdo, en ese tema queda mucho por lidiar todavía.

    Como le digo tengo las fotografías, pero si las tiene usted con mayor resolución le agradecería su envío. Por cierto, las fotografías se suponen tomadas en la mañana del día 8 de noviembre, ¿es correcto?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Aquí Torrebrunez:
    En efecto la locomotora es una B.Boveri de los FFCC Vascongados, la estación, dado que parece final, puede ser seguramente Bilbao-Atxuri.
    Salud!

    ResponderEliminar