martes, 18 de septiembre de 2012

EL BOMBARDEO DE ALMERIA POR LA ESCUADRA ALEMANA


El 31 de mayo de 1937 cinco navíos de guerra de Alemania, disparaban sobre la ciudad de Almería más de 200 proyectiles de grueso calibre en menos de una hora sin perseguir ningún objetivo militar. Tras este episodio, la cúpula militar de la República propondría declarar la guerra a la Alemania de Hitler. (Clic en la imagen para verla ampliada).

EL BOMBARDEO DE ALMERIA
POR LA ESCUADRA ALEMANA


El pasado 31 de Mayo se cumplían 75 años de un destacado episodio al que en muchas ocasiones no se le ha prestado una atención en consonancia con su importancia y las consecuencias que podía haber tenido. En el amanecer de ese 31 de mayo de 1937 cinco buques de guerra de la flota alemana, con todos sus emblemas desplegados, cruzaban desde el este la bahía de Almería, y sin mediar aviso abrían fuego sobre la indefensa ciudad. Durante cerca de una hora los cinco navíos de guerra alemanes lanzarían más de 200 proyectiles de grueso calibre de manera indiscriminada sin buscar ningún objetivo militar ni estratégico. Almería carecía de defensas para responder a una agresión de estas características.

España es un país de una gran diversidad. A lo largo de su territorio nos podemos encontrar con infinidad de lugares, algunos de ellos completamente diferentes aunque solo estén separados por unas decenas de kilómetros. La diversidad climática, geográfica y paisajística es impresionante teniendo en cuenta que no estamos hablando de un territorio muy extenso. A esta riqueza que podríamos denominar “física” hay que sumar una todavía más impresionante riqueza “humana”. El conjunto de diversidad cultural, de tradiciones, monumental, artística, sumado a la variedad física es de tal dimensión, que pienso es difícil encontrar otro país en nuestro entorno que posea tal diversidad. Por si todo esto fuera poco, no hay que olvidar la Historia milenaria y apasionante del país, también de las más intensas y ricas del mundo.



Desde tiempos prehistóricos Almería ha ocupado un lugar destacado dentro de la Historia de España. En la fotografía podemos ver una recreación de Los Millares, un importante yacimiento arqueológico de la Edad del Cobre de referencia mundial, que podemos visitar a unos pocos kilómetros de la ciudad de Almería. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Con toda esta riqueza y diversidad es normal que no se conozcan muchos lugares, o que no se conozcan en profundidad, algunos de ellos con total injusticia. Seguramente uno de estos lugares sea la provincia de Almería, por lo menos lo era en mi caso particular, de la que solamente conocemos algunas localidades de la costa, desconociendo el resto de la provincia y la capital. En Almería nos podemos encontrar con una gran diversidad de paisajes, pasando en pocos minutos de la costa al desierto de Tabernas, y de este, a las cumbres de la Alpujarra Almeriense. A esta riqueza paisajística hay que añadir una no menos valiosa riqueza monumental y patrimonial. Sin olvidar la milenaria historia de esta provincia, habitada desde tiempos prehistóricos hasta nuestros días, una tierra donde podemos encontrar la huella de los principales pueblos y culturas que habitaron alrededor del Mediterráneo, con una historia densa y apasionante desde la prehistoria hasta hoy, y donde tampoco podía faltar el periodo de la Guerra Civil.

La provincia y la ciudad de Almería desempeñarían un destacado papel durante la Guerra Civil. Tras la toma de Málaga en febrero de 1937 por el ejercito franquista apoyado por un importante contingente de fuerzas italianas del Corpo Trupe Volontarie (CTV), miles de refugiados, en su inmensa mayoría civiles indefensos, llegarían a la provincia almeriense y a su capital. Durante el trayecto tuvieron que sufrir el acoso de la aviación y la marina franquistas, que bombardearon y cañonearon indiscriminadamente las columnas de huidos causando un elevado número de bajas incluyendo mujeres, ancianos y niños, lo que haría que aquel éxodo fuera conocido como la “Caravana de la Muerte”. Un testigo de excepción de aquellos trágicos acontecimientos sería el médico canadiense Norman Bethune (gracias a este doctor, y a su pionera unidad de transfusiones se salvarían muchas vidas durante la guerra) quien impresionado por la masacre escribiría un relato de título “El crimen de la carretera Málaga-Almería” donde escribiría: “Lo que quiero contaros es lo que yo mismo vi en esta marcha forzada, la más grande, la más horrible evacuación de una ciudad que hayan visto nuestros tiempos.

Haga clic en la imagen para ir a la página de Madrid en Guerra.

Imaginaos ciento cincuenta mil hombres, mujeres y niños que huyen en busca de refugio, temerosos del ejército nacionalista del general Queipo de Llano. No hay más que un camino. No hay más vía de escape. La ciudad que buscan es Almería, y hay que andar hasta allí cerca de doscientos kilómetros… huyendo entre declives de más de treinta metros. Un camino encajonado entre los altos picos de la Sierra Nevada y el mar… hay que andar cuarenta o cincuenta kilómetros al día, una caminata de cinco días con sus noches… Y no encontrarán alimento en los poblados por donde pasan, ni medios de transporte. Tienen que caminar, caminar, mujeres, ancianos y niños… tambaleándose, tropezando, abriéndose los pies en los pedernales polvorientos, mientras que los fascistas los bombardean sin piedad desde los aviones y los cañonean desde el mar.

Es una inmensa hilera humana, que se estira de Málaga a Almería… Aunque menos conocido que otros, fue el hecho más criminal de la Guerra Civil: más que las matanzas de Badajoz, más que el bombardeo de Guernica…”.


El médico canadiense Norman Bethune y su equipo salvarían muchas vidas a lo largo de la guerra gracias una innovadora unidad móvil de transfusiones. Bethune sería testigo directo de los continuos ataques de la aviación y marina franquistas, que sufrirían los refugiados que desde Málaga huían hacia Almería en lo que se conocería como la “Caravana de la Muerte”. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Finalmente el frente se estabilizaría cerca del límite entre las provincias de Granada y Almería, permaneciendo la provincia de Almería dentro de la zona republicana hasta el final de la guerra. La ciudad de Almería sufriría numerosos bombardeos durante ese periodo, algunos de gran intensidad, pero sin duda el más grave de todos ellos fue el que sufrió la ciudad el 31 de mayo de 1937, cuando una flotilla de la Armada Alemana abrió fuego de manera indiscriminada contra la ciudad. Un episodio que pudo haber desencadenado un enfrentamiento directo con la Alemania de Hitler, algo que posiblemente hubiera obligado a intervenir en el conflicto a Francia y el Reino Unido, anticipando el inicio de la II Guerra Mundial. Los antecedentes de esta agresión hay que buscarlos mucho más lejos, concretamente en el archipiélago balear dos días antes.

El 29 de mayo de 1937 dos bombarderos Tupolev SB-2, conocidos popularmente como “Katiuska”, atacarían un acorazado de bolsillo alemán, el Deutschland, al confundirlo con el Canarias. El buque estaba fondeado en el puerto de Ibiza, contraviniendo las pautas del Tratado de No Intervención. (Clic en la imagen para verla ampliada).

El 29 de mayo, dos bombarderos Tupolev SB-2 “Katiuska” con tripulación soviética, despegan de la base aérea de Los Alcázares, Murcia. Su objetivo es atacar la flotilla de la marina franquista que estaba operando en el Mediterráneo, y que tenía al acorazado Canarias como buque insignia. En el puerto de Ibiza divisan a un gran navío de fondeado que abre fuego antiaéreo contra los dos aparatos, por su parte estos responden lanzando dos bombas cada uno sobre el buque, de las que dos lo alcanzaran, una impactará sobre la cubierta y la otra lo hará sobre el comedor de la tripulación, causando más de treinta muertos y setenta heridos entre la tripulación del barco. Los pilotos regresan a su base convencidos de haber alcanzado al Canarias, sin embargo, se trataba de un acorazado de bolsillo alemán, el Deutschland. Aunque algunas teorías sostienen que el verdadero objetivo era el buque alemán, bien como represalia por el bombardeo de Guernica de un mes antes, o bien por el decidido apoyo tanto de la marina alemana como de la italiana a las fuerzas nacionalistas. Lo cierto es que el Comité de No Intervención no permitía a los navíos de las marinas de Alemania, Francia y el Reino Unido, encargados del control de la costa española, el acercarse a menos de 10 millas de la misma. Además Ibiza y su puerto quedaban bajo la zona de control de la marina francesa, por lo que la presencia del Deutschland en el puerto de Ibiza era difícilmente justificable.

El “acorazado de bolsillo” Deutschland que sería alcanzado por la bombas de dos aviones republicanos. Uno de los proyectiles caería sobre el comedor causando un gran número de victimas. (Clic en la imagen para verla ampliada).

La noticia no tarda en llegar a Alemania, causando una gran indignación y desatando la ira del todopoderoso Hitler. Según algunas versiones la primera decisión del Fuhrer habría sido la de bombardear Valencia, sede del gobierno republicano, y comenzar las hostilidades contra la República. Finalmente sus colaboradores conseguirían aplacar el ímpetu inicial, optando por realizar una contundente acción de represalia contra alguna ciudad costera española. Todavía no se habían apagado los ecos del bombardeo de Guernica, y a Alemania tampoco le interesaba en esos momentos que el conflicto español pudiera internacionalizarse. Se barajaron varios nombres, entre ellos Barcelona y Valencia, pero la posible repercusión internacional y el hecho de que se tratara de dos plazas bien defendidas hizo que se descartaran, recayendo finalmente la selección en la capital almeriense, una ciudad prácticamente indefensa, carente de defensas antiaéreas ni baterías de costa que pudieran ser consideradas como tales y sin ninguna flotilla o unidades aéreas que pudiera hacer frente a los navíos alemanes. A todo ello habría que sumar que Almería se encontraba en zona bajo control alemán, según decisión del Comité de No Intervención.

El Admiral Scheer, buque gemelo del Deutschland, acompañado por los destructores Albatros, Leopard, Seeadler y Lluchs, perpetrarían el ataque en el amanecer del día 31. En la imagen vemos al Admiral Scheer repostando en Gibraltar durante la Guerra Civil. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Al amanecer del 31 de mayo de 1937, una flotilla de cinco buques se dirige desde el este hacia la bahía de Almería. Esta formada por el acorazado de bolsillo Admiral Scheer y los destructores Albatros, Leopard, Seeadler y Lluchs. Sobre las seis de la mañana, sin previo aviso, los buques abren fuego sobre la ciudad con proyectiles del 20,5 de calibre, barriendo sistemáticamente la ciudad, comenzando primero por las zonas más cercanas al mar, para continuar sobre barrios más alejados de la costa. El fuego es indiscriminado, no se busca ningún objetivo, solamente causar el mayor daño posible. Las baterías de costa responden, pero carecen del alcance suficiente para inquietar a los navíos que actúan con total impunidad. Tras un periodo de aproximadamente una hora, la flotilla se retira envuelta en una cortina de humo, tras haber lanzado sobre la ciudad más de 200 proyectiles de grueso calibre. Los barcos han actuado con las banderas de Alemania desplegadas, para que no quedara ninguna duda de la autoría.

Efectos del bombardeo sobre una vivienda de Almería. (Clic en la imagen para verla ampliada).

El ataque dejaría 31 muertos y un importante número de heridos. En la ciudad cerca de 50 casas quedarían totalmente destruidas y alrededor de un centenar resultarían seriamente afectadas. Entre los edificios afectados se encuentran la Estación de Ferrocarril, la Catedral, la iglesia de San Sebastián y la sede de la Cruz Roja Internacional.

El edificio del Banco Español de Crédito, ubicado en la Avenida de la República (Hoy Paseo de Almería), sería otro de los afectados durante el ataque. En la imagen inferior podemos ver el edificio en la actualidad (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

Tras conocerse la noticia del ataque, el Ministro de Defensa Indalecio Prieto convocó urgentemente al Estado Mayor Central (EMC), reunión que estuvo presidida por Vicente Rojo. Se toman en consideración las dos opciones posibles: contemporizar con los acontecimientos y permanecer a la expectativa de las reacciones internacionales, o tomar la iniciativa y atacar a los barcos alemanes, lo que muy probablemente acabaría desembocando en un conflicto de mayor dimensión, atacar a la flota alemana equivaldría a declarar la guerra a Alemania. El EMC se decanta por la segunda opción, pasar a la ofensiva. El plan de ataque consistiría en una acción coordinada por mar y por aire: los submarinos que operan en el Cantábrico se desplazarían al Canal de la Mancha para desde allí atacar a los barcos de guerra alemanes. Por otro lado se efectuarían ataques masivos de la aviación republicana, contra los puertos de Melilla y de Palma, lugares donde habitualmente fondean los barcos alemanes. Estas acciones provocarían con toda seguridad una respuesta alemana, lo que terminaría empujando a las potencias europeas y a la Unión Soviética a entrar en el conflicto.

El coronel Vicente Rojo (a la izquierda) y el Estado Mayor Central, eran partidarios de responder a la agresión y declarar la guerra a Alemania. El Ministro de Defensa, Indalecio Prieto (centro) apoyaba el plan de Rojo. Por su parte el Presidente del Gobierno, Juan Negrín (derecha), así como el Presidente de la República Manuel Azaña se oponían. En la decisión final pesaría mucho la postura del Partido Comunista, en la fotografía tras Prieto vemos (semitapado) al ministro comunista Jesús Hernández. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Indalecio Prieto defiende el informe del EMC ante el Consejo de Ministros extraordinario convocado por Negrín. El debate es intenso y Negrín solicita la presencia del Presidente de la República, Manuel Azaña. Por la tarde y ya con la presencia de Azaña se reanuda la reunión. Finalmente el gobierno rechaza el plan de Prieto, tanto Negrín como Azaña se oponen, y esta postura la apoyan los republicanos junto a los comunistas y los nacionalistas vascos y catalanes. La postura de los comunistas es determinante y está supeditada a los interese de Moscú, según testimonio de Prieto, entre sesión y sesión, el comunista Jesús Hernández, Ministro de Instrucción, se ha reunido con el representante del Komintern en España, Palmiro Togliatti, quien le ha hecho ver que la decisión perjudicaría los intereses de la URSS. Por su parte Manuel Azaña pronunciará una frase que puede resumir el pensamiento de muchos de los presentes: “hay que evitar que el Deutschland se convierta en nuestro Maine”. El gobierno no tiene la seguridad de que los otros países vayan a arriesgarse por defender la causa republicana, y decide no lanzar el órdago. Su actuación se centrará en denunciar la brutal agresión, así como la actuación de Alemania e Italia en la guerra de España en las cancillerías y foros internacionales. Según recoge Jorge Martínez Reverte « Rojo y sus colaboradores aceptan disciplinadamente pero de mal grado la decisión. El coronel no dejará nunca de pensar que se perdió una gran oportunidad para resolver la guerra de forma favorable a los intereses republicanos. Considerará que una reacción "más firme, más enérgica y digna, y explotada atinadamente en el orden nacional y humano, hubiera podido provocar el verdadero levantamiento nacional contra nuestros verdaderos enemigos: los invasores"

Pero regresemos Almería, el ataque de la flota alemana no sería ni el primero ni el último que sufriría durante la guerra, un periodo en el que se contabilizaron más de 50 ataques del bando nacionalista por aire o por mar, pese a que la importancia estratégica de la ciudad era prácticamente nula. Gran parte de la población abandonaría Almería ante este peligro constante, pero no olvidemos que un elevado número de refugiados había llegado hasta la ciudad, muchos de los cuales serían realojados en otras capitales, aunque otro numeroso grupo permanecería en la ciudad. Para proteger a la población indefensa, las autoridades locales iniciarían en junio de 1937 un ambicioso proyecto para dotar a la ciudad de refugios destinados a proteger a sus habitantes de los continuos bombardeos.

Una de las galerías del impresionante complejo subterráneo construido en Almería para proteger a la población de los continuos bombardeos, en total se construirían cuatro kilómetros y medio de túneles. En la actualidad gran parte de ellos han sido rehabilitados con gran acierto, convirtiéndose en un atractivo turístico más de la ciudad. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

Se trataba de un proyecto muy ambicioso, y la construcción de estos refugios se entendió desde un principio como un proyecto colectivo, y en el mismo participarían la mayoría de fuerzas políticas y sindicales, así como las instituciones oficiales. Gran parte del mérito para que este proyecto saliera adelante hay que apuntárselo al Gobernador Civil de Almería en aquellas fechas, el comunista Vicente Talens Inglá, un personaje de una biografía apasionante, al que dedicaremos una próxima crónica. Todo el proyecto fue dirigido por el arquitecto municipal Guillermo Lange, con el que colaborarían dos ingenieros de minas. No cabe duda de que realizaron un gran trabajo.

La construcción, bajo la dirección del arquitecto Guillermo Langle, pese a las carencias del momento es de una gran calidad y también presenta un cuidado diseño. Todos los accesos se encuentras protegidos por contrafuertes solapados, de forma que si impactara una bomba en algunos de los accesos la onda expansiva sería amortiguada por estos contrafuertes, impidiendo que se propagara por las galerías adyacentes. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

El principal problema para la construcción de los refugios era la financiación y para solucionarlo se aplicaron una serie de medidas que tal vez nos resulten familiares, aunque no estemos en guerra, en estos tiempos de recortes. Entre ellas la obligación que tenían los afiliados a los sindicatos, así como los funcionarios, de entregar el salario de un día al mes para costear las obras, está iniciativa se trasladaría también a los miembros del ejército y a las fuerzas de orden público, aunque en su caso tendría carácter voluntario. Con la misma finalidad se crearían sellos de distinto valor que deberían ser adquiridos en los comercios al realizar una compra, por ejemplo, por compras inferiores a cinco pesetas, habría que comprar un sello de cinco céntimos. En la construcción de los refugios también participarían muchas personas de forma voluntaria, que en sus días de descanso o al finalizar su jornada, colaboraban desinteresadamente en las obras, incluyendo soldados o policías.

La visita guiada a los refugios se realiza sobre un recorrido de aproximadamente 800 metros de longitud, y es tal la demanda, que hay que reservar la entrada con varios días de anticipación. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

En noviembre de 1937 se entregarían los catorce primeros refugios terminados, y a comienzos del siguiente año todos los refugios construidos hasta ese momento tenían ya una capacidad para 20.000 personas. Según recoge Antonio Ramirez Navarro en su libro “la fuerza de los débiles” al que dedicaremos una próxima crónica: «La red de refugios quedó concluida en la primavera de 1938, con una extensión de 4,5 kilómetros de galerías, 67 accesos y capacidad para albergar a más de 35.000 personas (más de la mitad de la población total de Almería durante la guerra). El más grande, con capacidad para varios millares de personas, era el de la avenida de la República. La profundidad oscilaba entre los 9 y los 16 metros y el espesor de las bóvedas iba desde los cincuenta centímetros en la zona de rocas a los dos metros en los terrenos blandos. En total se emplearon más de 400 toneladas de cemento y se gastaron más de dos millones de pesetas en jornales, adelantados en parte por la sucursal del Banco de Bilbao. La prensa local los consideró “los mejores de la zona leal” »

El amplio complejo de galerías, también contaba con un área sanitaria, donde asistir a los heridos, que incluía un quirófano completamente equipado, así como otras instalaciones anejas, que se han conservado en optimas condiciones hasta nuestros días. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

Afortunadamente gran parte de esta colosal obra ha llegado prácticamente intacta hasta nuestros días, y gracias a una feliz iniciativa del Ayuntamiento de Almería han sido restaurados y acondicionados para su visita, convirtiéndose en un importante reclamo turístico más de esta bella ciudad. Los refugios de Almería son un ejemplo de conservación del patrimonio arqueológico de la Guerra Civil, en consonancia con el abandono generalizado, cuando no destrucción directa, que estos restos sufren en la mayoría de lugares de nuestra geografía. Su elevado número de visitas (en verano hay que reservar con varios días de anticipación) demuestra que existe interés entre el gran público por conocer todo lo relacionado con este periodo histórico. El ejemplo de los refugios restaurados y convertidos en visitables de Almería y también de Cartagena, contrasta con el abandono del refugio del madrileño parque de El Capricho, prácticamente abandonado, mientras sufre un notable y continuo deterioro.

Por paradojas de la vida, a la salida del recorrido de los refugios nos encontramos de frente con un escudo franquista, que preside la entrada a la Escuela de Artes y Oficios. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

La visita a los refugios de Almería es de paso obligado para todos los aficionados a la guerracivilmaquia que visiten la ciudad. El impresionante recorrido de cerca de un kilómetro por sus galerías y dependencias, es como un viaje en el tiempo que nos retrae a los duros momentos de aquellos días. Las explicaciones del guía nos ayudan a conocer e interpretar todo el conjunto y las dramáticas vivencias de los que se vieron obligados a utilizarlos. Solamente hemos echado en falta una cosa, tanto en el video de presentación inicial, así como a lo largo de todo el recorrido, no recordamos que en ningún momento se mencionara quienes eran los que tiraban las bombas, excepto en el ataque alemán, lo que resta parte de rigor histórico al relato, e incluso puede llevar a confusión a las personas que no conozcan de antemano la historia de aquel periodo. Pero aparte de esta matización, recomendamos a todos nuestros lectores la visita imprescindible a este impresionante conjunto que ha sido felizmente recuperado.

Terminada la guerra, los refugios continuaron operativos ante la posible entrada de España en la II Guerra Mundial y en los accesos se construyen unos quioscos de estética racionalista también diseñados por Guillermo Langle, alguno de los cuales han sobrevivido hasta nuestros días convertidos en quioscos de periódicos como el de la imagen. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

Comenzábamos esta crónica hablando de la enorme diversidad, en todos los ámbitos, que podemos encontrar a lo largo de la geografía española, así como en la propia provincia de Almería, y en estos tiempos que corren de nacionalismos exaltados (incluido el español) no puedo resistirme a traer a esta páginas una historia, tal vez leyenda, que conocí paseando por las calles de Mojácar.

En este bello pueblo del levante almeriense, hay un rincón escondido al pié del caserío alejado de las bulliciosas calles de la parte alta. Bajo una gran roca, se encuentra una fuente que desde que se tiene memoria ha abastecido a la localidad y a sus campos. De sus trece caños brota un generoso caudal impensable para este árido paisaje, y fue en este lugar, extramuros de la localidad, donde hace poco más de quinientos años tuvo lugar el episodio que voy a narrarles.

En un rincón escondido de la parte baja del pueblo de Mojácar, a los pies de una gran roca, se encuentra una fuente de generosas aguas que desde tiempos inmemoriales ha abastecido a la localidad. (FOTO JAZ). (Clic en la imagen para verla ampliada).

Corría el año de 1488 y los Reyes Católicos estaban iniciando la campaña que habría de llevarles a la conquista del reino nazarí de Granada. La comarca donde se encuentra Mojácar era fronteriza con el reino de Murcia, y por ello fue una de las primeras zonas que cambiaría de manos. La maquinaria de guerra cristiana avanzaba imparable, y los reyes convocan a todos los alcaides musulmanes de la comarca para que les rindan pleitesía, sin embargo Alavez, el alcaide de Mojácar, no se presenta a la cita. Extrañados por esta conducta, y preocupados (ya que Mojácar era una plaza importante y de valor estratégico, que además estaba fuertemente amurallada) deciden enviar una embajada bajo las ordenes del capitán Garcilaso (este capitán se ganaría más adelante el sobrenombre de “de la Vega” por sus méritos en los combates en la vega de Granada, y sería padre del poeta del mismo nombre).

Según la tradición, en este mismo lugar tuvo lugar el 10 de junio de 1488 la entrevista entre el capitán Garcilaso, enviado por los Reyes Católicos, y el alcaide de la localidad: Alavez. (FOTO JAZ).(Clic en la imagen para verla ampliada).

La reunión entre Alavez y Garcilaso tuvo lugar en la fuente, y en la actualidad en aquel lugar hoy podemos encontrar una placa que recuerda aquel acontecimiento en la que podemos leer: “EN ESTE LUGAR TUVO LUGAR LA ENTREVISTA PARA LA ENTREGA DEL PUEBLO ENTRE GARCILASO ENVIADO DE LOS REYES CATÓLICOS Y ALAVEZ ÚLTIMO ALCAIDE MORO DE ESTA CIUDAD.

La contestación de este a los soberanos por la demora en rendirles su homenaje fue: Cristiano di a tus reyes que no tomen a insulto nuestro modo de proceder. Atiende a mis palabras y exponles fielmente mi pensamiento y la razón de mi conducta. Yo soy tan español como tú.
Cuando llevamos los de mi raza más de setecientos años de vivir en España nos decís, sois extranjeros, volved al mar. En África nos aguarda una costa inhospitalaria que de fijo nos dirá como vosotros, y por cierto con más razón que vosotros: sois extranjeros, cruzad el mar por donde vinisteis y volved a vuestra tierra...
Henos aquí entre dos costas que nos niegan el pan y nos niegan la vecindad y el abrigo. ¿Es esto humano?. Yo no hice nunca arma contra los cristianos. Dilo a tus reyes. Alá es testigo.
Creo pues justo que se nos trate por ello como hermanos no como enemigos, y se nos permita seguir laborando nuestras tierras, las de nuestros padres, las de nuestros abuelos y apacentando nuestros rebaños.
Si como pregona la fama Dña. Isabel y Dn. Fernando unen la bondad de su corazón a sus grandes virtudes, confío en Alá sabrán atender nuestra demanda. Nosotros en cambio prometemos fidelidad a los Reyes Cristianos. En caso contrario mis gentes harán lo que deban...yo antes que entregarme como un cobarde, sabré morir como un español. ¡Qué Alá te guarde!.
Puesto esto en conocimiento de los monarcas ellos contestaron:
Garcilaso: di a Alavez que accedemos a su demanda oídos sus nobles razonamientos. Que le ofrecemos nuestra amistad y confiamos sabrá corresponder a la merced que de buen grado le otorgamos. Que Dios le guarde y a todos los suyos.
Alavez fue fiel a su palabra y el escudo de Mojácar ostenta con el águila bicéfala, símbolo imperial de la casa de Austria la leyenda de : muy noble y muy leal ciudad de Mojacar, llave y amparo del Reino de Granada. Año 1488”.


Florentino Areneros.

Una antigua placa recuerda aquel encuentro y recoge el dialogo que mantuvieron Garcilaso y Alavez. (FOTO JAZ).(Clic en la imagen para verla ampliada).

NOTA DE LA REDACCIÓN: Esta crónica ha sido realizada a partir de los trabajos de Rafael Quirosa-Cheyrouze , profesor de Historia Contemporanea en la Universidad de Almería, así como de los libros “El arte de matar” de Jorge Martínez Reverte y “La fuerza de los débiles” de Antonio Ramirez Navarro.


INDICES ANTERIORES

Pueden encontrar los índices de años anteriores haciendo clic en:

INDICE 2012

INDICE 2011

INDICE 2010

13 comentarios:

  1. Estimado D. Florentino:
    Con la tinta aún fresca y con el olor característico de la prensa recién llegada al quiosco he podido disfrutar de su crónica sobre la sufrida Almería. Estupenda la documentación gráfica y en especial la doble visión del edificio del Banco Español de Crédito. Muy interesante todo el acompañamiento cultural que acompaña a esta crónica de guerra.
    Un cordial saludo

    R. CAPA

    PD. Gracias por activar nuevamente el "Anónimo".

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigo Capa por su amable comentario sobre la crónica, me alegra saber que le ha gustado y particularmente las imágenes, siempre tratamos de acompañar las crónicas con una cuidada selección de imágenes que a veces nos lleva más tiempo el encontrarlas que el escribir la crónica. El acompañamiento cultural ya sabemos que se sale de los cánones de la auténtica guerracivilmaquia, pero a veces creo que viene bien.

    En cuanto a los comentarios, al dejar desierta la redacción preferí limitarlos, de vez en cuando se asoman por los talleres algunos indeseables y hay que controlar que no dejen escritos en las paredes.

    Reciba un cordial saludo.
    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  3. Hola Florentino
    Muy interesante y poco conocido hecho contra la República Española como venganza por el ataque "erróneo" (¿?) del 29 de mayo 1937 sobre el crucero alemán Deutschland que, además, no respetaba las distancias de la costa española y menos en Ibiza, isla de Baleares que no le correspondía sino a los franceses, como lo cuentas. Primero, en efecto Hitler, furioso, pensó en declarar la guerra a la España republicana por este hecho; después de la venganza aleatoria alemana del 31 de mayo sobre una Almería indefensa, el propio gobierno repúblicano también pensó en una guerra contra Alemania. Azaña logró evitar tal empresa, ya que bastante tenían con los rebeldes españoles levantados contra la República y, como dices, estaban inseguros del apoyo exterior.
    El 2 de Junio 1937, leo en los Diaios completos de Azaña lo siguiente:
    "El suceso de la Deutschland ha cobrado toda la amenazadora gravedad que podría temerse. Incidentes de esta clase eran previsibles desde que los barcos italianos y alemanes vigilaban nuestras costas en nombre de la neutralidad y de la no-intervención." Edición año 2000 p.976.
    Como escribe Azaña, este hecho brutal e indisciminado contra Almería, en la opinión de las otras potencias se volvió injurias a los nazis.
    Un artículo:
    http://www.andalucia.cc/adn/0298doc.htm
    No se supo verdaderamente si los aviadores que atacaron el barco alemán eran españoles o rusos. De todas formas se puede justificar por haber estado en lugares no permitidos de la costa. Probablemente eran españoles en defensa de su territorio, no por error sino en un ataque deliberado.
    Saludos
    Anne

    ResponderEliminar
  4. No conocía el bloc. Muy bueno y bien documentado, nunca había visto un blog de carácter histórico con tanta información. Enhorabuena, lo seguiré!

    Salut!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por el comentario Iris, muy interesantes las reflexiones y al apunte sobre Azaña. Realmente no caí en consultar su diario.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo, muchas gracias por sus palabras y por visitar el blog, sea bienvenido. Esperamos verle más veces por aquí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    SOL Y MOSCAS FLORENTINO

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias José Ramón por visitar y seguir nuestro modesto blog. Sea bienvenido, pase y póngase cómodo, está usted en su casa.

    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  9. Excelente blog, D. Florentino. Lo descubrí hace poco y me lo he "zampado" en las dos últimas semanas. Simplemente puntualizar que los acorazados de bolsillo (realmente cruceros pesados) alemanes estaban armados con cañones de 280mm, muy por encima del habitual 203mm de la época para buques de similar porte y que esas granadas fueron las que destrozaron Almería en 1937.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Gorka por su amable comentario y por visitar este blog, sea usted bienvenido. Me alegra mucho saber que le ha gustado el contenido, pero tenga cuidado no se vaya a indigestar por "zampárselo" todo tan deprisa.

    En el tema de armamento tengo una gran laguna, conozco algunos amigos que son auténticos expertos en la materia y he de reconocer que me dan cierta envidia, es una materia muy interesante pero a la vez muy extensa. Si que sabía que los barcos alemanes eran de reciente fabricación en aquel momento, por lo que supongo que montarían el armamento de mayor potencia posible, en este caso los 280mm como usted dice. Tengo una foto que no puse en el blog (por tener poca resolución) de una de las bombas que cayeron en Almería pero no hicieron explosión, así como otra que indica que se trata de la cubierta del Admiral Scheer en el momento de abrir fuego contra Almería (Haga clic sobre los textos para ver las fotos).

    BOMBA CAIDA EN ALMERIA

    CUBIERTA ADMIRAL SCHEER

    Esperamos seguir contando con sus visitas al blog y con sus acertados comentarios. Reciba un cordial saludo.

    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  11. Gracias mil por la bienvenida. Ni mucho menos me he empachado. todo lo contrario; me quedo con ganas de mas.
    Los proyectiles de alto explosivo de 28cm pesaban 300kg; el de la primera foto PODRÍA ser uno de esos o uno de la batería secundaria de 150mm.

    El cañón de la segunda foto es un antiaéreo de 20mm y, como se puede ver, está en posición de reposo

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por las explicaciones, aquí le dejo un enlace de una noticia que ha aparecido hoy relacionada con las bombas y con Almería que seguro que es de su interés:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/15/andalucia/1350320357.html

    Me han entregado también un plano con los lugares de impacto de las bombas sobre la ciudad, a ver si consigo escanearlo y lo subo.

    Un saludo.
    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Muy buenas.
    Buscando información, he llegado a éste, tu blog.
    Me gustaría saber si conoces la existencia de unos restos de la Guerra Civil que están muy próximos a Almería, junto a los repetidores conocidos como Las Antenas de Aguadulce.
    Parece constar de una Batería naval, un búnker antiaéreo y una construcción de almacenaje o descanso.
    Estoy buscando información para añadirla a un video y no encuentro nada.
    Un saludo y gracias.
    Si sabes de algo y me puedes contactar, mi correo personal es azutito@hotmail.com

    ResponderEliminar