viernes, 6 de julio de 2012

LA LEGION CONDOR EN LA ALMUDENA

Hace ahora setenta años los cuerpos de siete aviadores alemanes de la Legión Cóndor eran enterrados en el madrileño cementerio de la Almudena en un solemne acto. Hace pocos días la Embajada Alemana quitaba la inscripción de la placa que presidía el mausoleo, tras una larga polémica entre los diferentes partidos del consistorio madrileño. FOTO JAZ. (Haga clic en cualquiera de las imágenes para verlas ampliadas).

LA LEGION CONDOR EN LA ALMUDENA

El pasado lunes 2 de Julio en el diario El País aparecía una noticia de título: “ ALEMANIA RETIRA EN MADRID UNA PLACA NAZI DEFENDIDA POR EL PP DE GALLARDÓN ” se hacía eco de la retirada de una placa que recordaba a los pilotos de la Legión Cóndor enterrados en el madrileño cementerio de la Almudena. En la misma noticia conocíamos como el grupo Socialista del Ayuntamiento de Madrid llevaba tiempo intentando que este símbolo desapareciera del cementerio madrileño, junto con otros de características similares en el mismo recinto, como los monumentos conmemorativos a los muertos de la División Azul y los fallecidos en el Cuartel de la Montaña.

En esta fotografía vemos el monumento cuya inscripción ha sido tapada recientemente. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Por su parte el grupo Popular, que gobierna el Ayuntamiento con mayoría absoluta desde hace varias legislaturas, siempre se ha opuesto a todas estas iniciativas siendo alcalde Alberto Ruiz Gallardón, actual Ministro de Justicia, alegando diversas razones que podemos conocer leyendo el artículo publicado en El País, entre ellas, refiriéndose a los fallecidos en el cuartel de la Montaña, el que se trata de “un hecho de armas ocurrido en esta ciudad y en los primeros momentos de la Guerra Civil”, y es un episodio histórico en el que “murieron también simples soldados que estaban haciendo el servicio militar”.

Frente al mausoleo de los aviadores de la Legión Condor, se encuentra otro dedicado a los fallecidos en el asalto al Cuartel de la Montaña del 20 de Julio de 1936 (clic aquí para ir a la crónica). FOTO JAZ. (Clic en la imagen para verla ampliada).

En lo relativo a la División Azul, los ediles populares sostienen que “se podría entrar a debatir sobre la conveniencia de su participación [en la II Guerra Mundial], pero no hay que olvidar que los 46.000 miembros que tuvo marcharon al peor frente posible, no a luchar contra la democracia sino contra la peor dictadura que ha conocido la humanidad”. Finalmente han sido las propias autoridades de la Embajada de Alemania en España las que han decidido retirar la inscripción de la discordia del lugar en el que reposan los cuerpos de siete pilotos alemanes fallecidos en España durante la Guerra Civil.

También en el cementerio de la Almudena, y a poca distancia de los dos anteriores, encontramos este mausoleo en memoria de los fallecidos de la División Azul. FOTO JAZ. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Pero hagamos un poco de Historia. El traslado de los cuerpos se produjo el 2 de julio de 1942, hace ahora justamente 70 años, y según anunciaba el periódico ABC asistirían al acto el Ministro del Aire, general Vigón y el Embajador de Alemania, Eberhard von Stohrer. Al día siguiente este mismo diario recogería la noticia del solemne acto que tuvo lugar en el cementerio de la Almudena, la cual les reproducimos a continuación:

Haga clic en la imagen para ir a la página de Madrid en Guerra.

LOS RESTOS DE LOS PILOTOS DE LA LEGION CONDOR CAIDOS EN NUESTRA CRUZADA.

Solemne traslado al panteón conmemorativo en el Cementerio de la Almudena.


Madrid 2. Con gran solemnidad se ha celebrado esta mañana en el cementerio de Nuestra Señora de la Almudena el acto del traslado al panteón conmemorativo de los cuerpos de los heroicos pilotos de la Legión Cóndor, caídos en España durante nuestra gloriosa Cruzada. En la gran Avenida del Cementerio se encontraba una sección de soldados del cuerpo de Aviación con bandera y música. A las diez en punto llegó el embajador de Alemania, interpretando la bande de música el himno alemán, que los asistentes escucharon brazo en alto.

Von Stohrer fue recibido por el Ministro del Aire, General Vigón, y por el alcalde de Madrid, señor Alcocer. La comitiva se desplazó al depósito del cementerio, donde se encontraban los siete cuerpos de los gloriosos aviadores alemanes. Los ataúdes iban envueltos en la bandera española con la cruz gamada y sobre ellos el casco de campaña. Los llevaban a hombros oficiales de nuestra Aviación. Acto seguido se puso en marcha la comitiva, que iba precedida por cruz alzada y tres sacerdotes revestidos.


Una imagen del solemne acto de inhumación de los restos que tuvo lugar el 2 de julio de 1942. Según recogía la noticia que publicó el diario ABC: “Los ataúdes iban envueltos en la bandera española con la cruz gamada y sobre ellos el casco de campaña”. (Clic en la imagen para verla ampliada).

La presidencia la constituían el Embajador de Alemania y el Ministro del Aire. Seguían detrás el alcalde de Madrid, el general García Pallasar, que ostentaba la representaciójn del Ministro del Ejército; el gobernador militar de Madrid, general Saenz de Buruaga, que llevaba la representación del general Saliquet; el contralmirante Vierna, que ostentaba la representación del Ministro de Marina, el marqués de Huetor de Santillán, en representación del almirante Moreu; subsecretario del ministerio del Aire, intendente del Aire, general Martínez Herrera; generales González gallarza y Millán Astral, gobernador civil y jefe provincial del Movimiento, camarada Carlos Ruiz, y presidente de la Diputación, Don Luis Nieto. Del cuarpo diplomático asistieron el marqués de Frascassi, en representación del embajador de Italia; cónsul de este pais, ministros del Japón, Rumanía, Eslovaquia y Manchukuo y representante del embajador de Portugal. También asistieron el jefe del Partido Nacionalsocialista, el doctor Huber y el jefe de los Fascios en España.

En un rectangulo de unos cuarenta metros se encuentra el severo panteón, que aparecía rodeado de mastiles cons las banderas española, alemana, italiana y portuguesa. Cinco soldados de aviación daban guardia. En la parte central del monumento se lee la siguiente inscripción: “Legión Cóndor. Aviadores alemanes muertos por Dios y por España. ¡Presente!”. Y al pie de cada uno de los enterramientos, los nombres de los gloriosos aviadores.


Fotografía con la inscripción original en alemán y castellano. La traducción del texto en alemán aproximadamente diría: “Los aviadores alemanes aquí enterrados murieron luchando por una España libre”, pueden compararlo con el texto en castellano. FOTO JAZ. (Clic en la imagen para verla ampliada).

A la derecha del panteón se había instalado una tribuna, en la que se encontraban representantes de todos los cuerpos de la guarnición. Una vez llagada la comitiva al panteón, se depositaron los féretros en tierra, entonándose un solemne responso.

Seguidamente el ministro del Aire leyó unas cuartillas, en las que dijo que el recuerdo de aquellos héroes, que tan brillantemente tomaron parte en la Cruzada anticomunista de España, esparán siempre presentes entre nosotros, y terminó dando un viva a Alemania y un ¡Arriba España!.

A continuación el embajador de Alemania leyó también unas cuartillas, diciendo que agradecía emocionado el recuerdo que había dedicado el ministro del Aire a los aviadores alemanes. “Ello- añade- destaca el espíritu de hermandad que existe entre los ejércitos español y alemán. En la gloriosa guerra española, Alemania, con su Legión Cóndor, luchó unida al Ejército Español para combatir e enemigo común, y hoy, en los campos de Rusia, la gloriosa División Azul lucha brillantemente al lado de las tropas alemanas, para arrollar al comunismo, enemigo de Europa de la civilización”. A continuación dedicó un emocionado uerdo a todos los soldados españoles, alemanes, italianos y portugueses que cayeron luchando unidos en la gloriosa Cruzada española, y que su recuerdo vivirá siempre entre nosotros. “Con este póstumo honor -terminó diciendo- a nuestros aviadores el Ayuntamiento de Madrid y los organizadores de este acto han honrado al Ejercito del Reich y al pueblo alemán, y ello será siempre para nosotros un recuerdo inolvidable”.


Otra imagen del entierro de los siete aviadores alemanes. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Una vez terminado el discurso, el embajador depositó una corona sobre la tumba de los aviadores. A continuación depositaron también coronas el general González Gallarza, el representante del embajador de Italia, alcalde, Presidente de la Diputación y el representante del partido nacionalsocialista.

Al dar sepultura a los cuerpos de los aviadores, una batería de Artillería disparó las salvas de ordenanza.Sobre las tumbas echaron paletadas de tierra varios oficiales de Aviación.

Una vez recibida sepultura se interpretaron los himnos aleman y español, que fueron escuchados por todos los asistentes con religioso silencio, brazo en alto. Seguidamente desfiló ante las autoridades la sección del Cuerpo de Aviación, terminándose este solemne acto, que fue conmovedor en extremo”.


Si amplían la fotografía haciendo clic sobre ella podrán observar las lápidas con los datos de cada unote los aviadores enterrados en este lugar. FOTO JAZ. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Los siete aviadores que recibieron sepultura el dos de julio de 1942 en este mausoleo fueron:

HEINZ LIGNITZ de 25 años,
JOSEFF ULLMANN de 24 años,
JOHANN SEITZ de 20 años,
AUGUST HEYER de 26 años,
LEO FALCK de 23 años,
GEORG ÜBELHACK de 27 años,
WALTER BROTZMANN de 24 años.

Los tres primeros fallecerían el 8 de diciembre de1936 en ARENAS DE SAN PEDRO (Ávila). Mientras que los otro cuatro aviadores fallecerían el 26 de julio de 1937. Según vemos en las lápidas, el sargento (UFFZ. Unteroffizier?) August Heyer moriría en Quijorna y los otros tres en El Escorial. Sin embargo en la página de ADAR (Asociación de Aviadores de la República), podemos leer que los cuatro aviadores alemanes formaban la tripulación de un Junker-52, que fue abatido en la noche del 26 de julio de 1937 por un chato pilotado por el ruso Mijail N. Yakushin, de la 1ª Escuadrilla de Chatos.

Fotografía de un acto de homenaje realizado en el cementerio de la Almudena. Si observan encima de la inscripción se encontraba un águila esculpida que ha desaparecido en la actualidad. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Buscando más información sobre este derribo, hemos llegado al trabajo de Mihail Zhirohov sobre los voluntarios soviéticos en la Guerra Civil, recogido en la inigualable página MADRID 1936 (La Defensa de Madrid), una página imprescindible para cualquier aficionado que quiera conocer con detalle todo lo que fue la Guerra Civil en Madrid, y muy especialmente en el sector de la Ciudad Universitaria. En está página encontramos la reseña a Mijail Yakushin, en donde se relata el episodio del derribo del Junker en el que perecerían los aviadores enterrados en La Almudena. Reproducimos a continuación lo más destacado del relato (Para leer el relato completo haga clic aquí):

Voluntarios soviéticos en la Guerra Civil española: Mihail Yakushin
Escrito por Mihail Zhirohov

“La Guerra Civil española de 1936-1939 afectó indudablemente al destino de toda una generación de aviadores soviéticos. Ellos escribieron páginas muy notables en la historia de la guerra aérea más allá de los Pirineos, algunos de ellos en particular. No menos importante en la lista de ases de esta guerra es Mikhail Nesterowich Yakushin -que logró la primera victoria nocturna en la historia de la aviación soviética-.
Mikhail Yakushin nació el 20 de marzo de 1910, cerca de Moscú. Al igual que muchos jóvenes soviéticos en ese momento, decidió convertirse en aviador militar. Después de graduarse en la escuela de formación de pilotos militares, fue asignado al 70º Destacamento Independiente con sede en Bakú. Allí voló aviones Polikarpov I- I6 con motores M -22 y M-25. Como sus colegas recordaban, Yakushin era por naturaleza un hombre comedido que solía expresar sus pensamientos de manera sucinta y clara.


El aviador soviético Mijail Yakusín, que participó en el derribo de dos aviones de la Legión Cóndor tripulados por cuatro de los siete aviadores alemanes enterrados en la Almudena. (Clic en la imagen para verla ampliada).

En la primavera de 1937, el segundo grupo de voluntarios enviados a la guerra de España dejó Bakú. Además de Yakushin, el grupo estaba formado por I. Eremenko, L. Rybkin, I. Trophimov, M. Petrov, S. Shelyganov y I. Karpov; viajaron a través de Francia con pasaporte holandés (aunque no hablaban bien el idioma).

No sin aventuras los aviadores soviéticos llegaron a su destino en mayo de 1937. Al igual que todos los voluntarios en el grupo, Mikhail adoptó un seudónimo bajo el cual fue conocido en España, Carlos Castejón. (Algunas fuentes a menudo declaran otro alias, Rodrigo Mateo. El problema es que los seudónimos son una complicación que hace perder mucho tiempo, sobre todo cuando se investigan las acciones de los voluntarios soviéticos. Los españoles asesores y sus amigos, entre ellos sus amigos españoles, lo llamaron Carlos Castejón y así lo recordaban. Rodrigo Mateo era el alias de Serov).


Un Polikarpov I-15, los populares “Chatos”, como el que pilotaba Yakushin, al que algunos han denominado como “el Halcón nocturno”. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Después de su llegada se organizó, bajo el mando del I. Eremenko, una escuadrilla de aviones I- I6, llamada 1/21. Primero esta unidad realizó tareas defensivas en Cartagena y Alicante, cubriendo los buques y transportes de los ataques aéreos de insurgentes. Durante un período de inactividad forzada en junio de 1937, la mitad del grupo fue enviado al aeródromo de Los Alcázares, donde fue re-equipado con biplanos I-I5. La escuadrilla tomó entonces la nueva denominación 1/26.

La escuadrilla fue operativa dos días después de iniciada la campaña de Brunete, donde la aviación jugó un papel importante. Los insurgentes aumentaron su presencia en las batallas de aire mediante el uso de unidades alemanas e italianas armadas con modernos aviones. Pero los aviadores soviéticos consiguieron un considerable éxito, reclamando numerosos aviones enemigos derribados. El 1 de julio, Yakushin abrió su puntuación reclamando un Fiat CR-32 italiano destruido. Ese día se encargó a la escuadrilla un vuelo de reconocimiento de todas las carreteras enemigas que llegaban a Madrid desde el oeste. Por la mañana, comenzaron los vuelos previstos, sin embargo, en principio no se consiguieron resultados.


Los dos aparatos protagonistas de esta historia, el Polikarpov I-15 y el Junker JU-52, continuaron prestando servicio durante muchos años en el Ejercito del Aire español una vez finalizada la guerra. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Un día cerca de anochecer, el mando decidió realizar el último vuelo del día por el conjunto de la escuadrilla. Doce aeronaves habían despegado desde la carretera que llevaba a Ávila. A unos 30-40 kilómetros de la línea del frente, sobre la región de Toledo, se encontraron con un número igual de CR-32 ¡y la batalla comenzó!
La escuadrilla obtuvo seis victorias sin ninguna pérdida, aunque ninguno de los pilotos soviéticos pudo reclamar dos de los Fiat derribados por la confusión de una pelea realizada a cara de perro. (Shingarev escribió que el comisario de pilotos voluntarios soviéticos, Felipe Agal'tsov, los visitó en la tarde del 30 de junio -su alias en España fue coronel Martín-. Shingarev menciona la fecha de aquel combate como el 1 de julio de 1937, y que era su primer combate sobre Toledo -fueron atacados por un grupo de CR-32 Fiat. Juntos, Eremenko y Kuznetsov derribaron tres Fiat y vieron a Yakushin derribar otro).

La tarea básica de la escuadrilla en esta etapa era proteger la capital, por lo que establecieron su base en el aeródromo de Campo Soto. Con esa asignación, Yakushin obtuvo las victorias siguientes: el 6 de julio de 1937, junto con Serov, derribaron un Fiat italiano CR-32 sobre la región de Brunete. Y durante los dos días siguientes de la operación los pilotos soviéticos derribaron otros dos aviones. Singarev hace la siguiente descripción de la batalla aérea que tuvo lugar al día siguiente (07 de julio de 1937) cuando obtuvo Yakushin su siguiente victoria. En la mañana temprano, Yeryomenko recibió la orden de volar hacia la ciudad de Madrid para unirse con la escuadrilla de Lakeyev en el aire. La escuadrilla de Aleksandr Minayev, mientras tanto, estaba volando sobre la línea del frente. La defensa antiaérea abrió fuego sobre los combatientes republicanos situados sobre la estación de ferrocarril de Delicias. Un Fiat CR-32 apareció del lado del puente de la Princesa. Empezó una pelea a cara de perro sobre la estación de Delicias, el puente de Andalucía, y la fabrica de Tabaco. Un grupo de Ju-52 y Do-17 apareció por el lado occidental. La escuadrilla de Minayev voló para interceptar a los bombarderos, pero los Fiat atacaron a los I-l5 y los dispersaron. José Redondo, el piloto español de uno de los I-15, fue herido; Rybkin lo protegía, pero ambos fueron forzados a pelear contra nueve Fiat. Un Fiat colisionó con otro y se prendió fuego. Rybkin y Redondo se juntaron con Petrov y Karpov, que habían acudido a ayudar. En ese momento, Yakushin, Eremenko y Serov atacaron al grupo principal de Fiat desde arriba. Un Fiat fue derribado y el piloto capturado. Los pilotos de I-15 e I-16 habían visto cuatro Bf-109, pero no atacaron a los combatientes republicanos. El I-15 del austriaco Korrows Walter fue atacado por un Fiat y fue derribado; inmediatamente el I-15 de Yakushin atacó ese Fiat y lo destruyó en el aire. Al comentar esta batalla, el investigador de la guerra civil española Víctor Turón, de Barcelona, afirma que la unidad Fiat involucrada en esta lucha fue el Gruppo 23, italiano, dirigido por el Mayor Zotti; ellos reclamaron tres I-15 y tres I-16 por la pérdida de dos Fiat: Gino Passeri (muerto) y Alfonso Mattel (lanzado en paracaídas).


Un grupo de curiosos observa un aparato de la aviación franquista derribado. (Clic en la imagen para verla ampliada).

La actividad de la aviación republicana obligó a los insurgentes a realizar acciones nocturnas. Empleando tácticas básicas, comenzaron a bombardear los aeródromos y las posiciones republicanas con aviones monoplazas. No se hizo nada como respuesta a estos ataques excepto tomar medidas de defensa pasiva, tales como el enmascaramiento y el oscurecimiento. Incluso la sugerencia de los aviadores soviéticos de utilizar a sus combatientes en la noche no fue apoyada al principio. Sólo después de una conferencia en el Cuartel General con el coronel español Vicente Rojo se autorizaron las actuaciones nocturnas. Tenía que ser a la vuelta y, al fin, ¡así fue! Un vuelo de patrulla de cazas nocturnos dirigido por Victor Kuznetsov (los pilotos eran Yakushin, Serov, Rybkin y Sorokin) que había sido formado por la escuadrilla Eremenko en el aeródromo de Alcalá de Henares para el inicio de la operación Brunete.

El aeródromo fue bombardeado por un Ju-52 en la noche del 14 de julio de 1937. El avión de Serov fue dañado mientras aterrizaba y el piloto resultó levemente herido en la cabeza. El 15 de julio, un Ju-52 de nuevo bombardeó el aeródromo; Rybkin trató de despegar e interceptarlo, pero no pudo arrancar el motor. Ningún avión sufrió daños.


Militares republicanos observan el motor de un avión alemán abatido, en el que podemos distinguir la marca BMW. Observen también el tamaño del pistolón que porta el soldado. (Clic en la imagen para verla ampliada).

En la noche del 18 de julio, un I-I5 (pilotado por Yakushin) se encontró con un bombardero Ju-52 y trató de interceptarlo. El Ju-52 abrió fuego y dañó ligeramente al I-I5, que aterrizó con éxito.

En la mañana del 18 de julio, Kuznetsov y Sorokin marcharon a la URSS.
Las operaciones nocturnas no fueron fáciles porque los aeropuertos no tenían la infraestructura necesaria, como faros, reflectores, etc. Se usaron los faros de los coches y hogueras encendidas en la pista, que el personal de tierra cubría a la primera señal de la presencia del enemigo. El entrenamiento comenzó en Alcalá de Henares, que era el campo de aviación más adecuado. Allí se convirtió el Chato de Yakushin en el líder de vuelo nocturno. (Algunas fuentes mencionan a Serov como líder).


De izquierda a Derecha: el piloto de Katiuska conocido como la “Bruja Pirulí”, Mijail Yakushin, el piloto de “chatos” Juan Larios y el mecánico de Yakushin, José Alares, posan ante un JU-52. Fotografía Revista Aeroplano. (Clic en la imagen para verla ampliada).

El experimento se puso en práctica el 25 de julio. Yakushin empezó su patrulla a 3.000 metros de altitud, seguido de Serov a 2.600m. Yakushin avistó un avión de tres motores rumbo a Madrid. Acercándose desde el este, le atacó con sus cuatro ametralladoras casi a quemarropa, a unos 40 metros y agotando su munición. Las balas dieron en el blanco, pero el avión no cayó –tan solo alteró el curso y disminuyó la velocidad-. De vuelta en tierra, un decepcionado Yakushin discutió el resultado negativo con Serov. Decidieron que si querían incendiar el Junkers tendrían que concentrar su fuego sobre el tanque de combustible ubicado en el cruce del ala derecha con el fuselaje.

En la noche del 25-26 de julio de 1937, cuando se informó desde las líneas republicanas de bombardeos enemigos sobre el área de El Escorial, partieron hacía el frente y lo sobrevolaron de noche por primera vez. Ayudados por el resplandor de los fuegos encontraron la zona de patrulla. Esta vez la suerte acompañó a Yakushin y pronto vio un bombardero enemigo. Girando 180 grados se acercó desde el este y a su misma altura, hacia el estribor del enemigo. Acercándose lo más que pudo abrió fuego y al instante apareció la llama a lo largo de fuselaje del Junker, (era la 1:42AM). El artillero enemigo trató de impedir el ataque, pero Yakushin continuó disparando, siguiendo a la nave hacia abajo hasta que aterrizó junto al Escorial en la carretera de Robledo de Chavela. Cuatro hombres de la tripulación del Ju-52 murieron en el aire, el quinto herido fue tomado prisionero. La tripulación (todos de 3K/88 y volando Ju-52 22+ 76) era la siguiente: Teniente Leo Falk, Fieldwebel (sargento) George Ubelhack, Unteroffizier (oficiales no comisionados) Friz Berndt, Walter Brotzmann y Heinz Bottcher, que fue capturado.

Smirnov establece la fecha de esa acción el 27 de julio; quizás el vuelo comenzó antes de la medianoche. Chingarev fija la fecha antes de la medianoche. Esta confusión aparece a menudo con las fechas de los vuelos nocturnos, ya que la fecha del calendario que se notifica no es consistente. Esta fue la primera victoria nocturna republicana durante la guerra civil española.


Mijail Yakushin (I) y su mecánico José Alares, posan ante la estela en recuerdo de los aviadores fallecidos que estaba ubicada en el lugar donde cayó el JU-52 abatido por el piloto soviético. Fotografía Revista Aeroplano. (Clic en la imagen para verla ampliada).

A la noche siguiente, Serov destruyó un Ju-52 desde IK/88, con un muerto (August Heyer) y cuatro prisioneros (Johannes Remling, Rolf Pirner, Walter Schellhorn and Bruno Thielebein).

En cuanto al derribo de esos dos bombarderos alemanes por Yakushin y Serov, un libro reciente publicado por Patrick Laureau y Juan Arraez Cerda aporta alguna información nueva. Han tenido acceso a las listas de tripulantes alemanes enviados a España en 1936-1939 y han confirmado que dos bombarderos fueron destruidos: hubo un superviviente del primero y cuatro del segundo, con un total de 5 muertos y 5 capturados. Esto confundió a los historiadores durante muchos años porque las listas de Alemania publicó anteriormente contenía sólo los nombres de los muertos, y muchos autores creían que sólo un bombardero alemán había sido derribado. Ahora está claro que Yakushin y Serov derribaron dos Ju-52 en dos noches consecutivas y casi sobre la misma área.

En la madrugada del 27 de julio, Ptukhin y el personal de tierra encontraron los restos del Ju-52 tiroteado por Yakushin. Recogieron los mapas y los registros de vuelo de sus pilotos muertos, y se pudo establecer que el Ju-52 había formado parte de un escuadrón de bombardeo con base en el aeródromo de Avila que tenía el "Dragón Negro" como emblema en el fuselaje y en la aleta. Por estas patrullas nocturnas, el gobierno republicano premió a Mikhail Yakushin y Anatoli Serov con relojes de oro y coches personales, también fueron galardonados con la orden de Red Bunner por el gobierno soviético.


Mapas y documentación encontrada en los restos de un avión alemán derribado. (Clic en la imagen para verla ampliada).

Estas primeras victorias elevaron el espíritu de todos los pilotos, y no sólo en el frente central, otras áreas comenzaron a organizar grupos de I-15 para caza nocturna. El negocio continuó.” (Para leer el relato completo haga clic aquí).

Como hemos podido comprobar en el relato anterior, realmente se trató de dos aviones los derribados, y no uno como sostiene la versión de ADAR citada anteriormente. Esta versión también coincide en que hubo dos derribos, uno en El Escorial, mientras que el otro si nos hacemos caso de las lápidas, se produciría sobre Quijorna. Sin embargo lo que no nos coinciden son las fechas, ya que el relato sostiene que los derribos se produjeron en noches consecutivas, mientras que en las lápidas las fechas si que coinciden, tal vez el primer derribo se produjo en la madrugada del 27, es decir en una hora sin luz a.m o “ante merídiem”, mientras que el segundo lo sería en horario p.m. o “post merídiem”, con lo cual las fechas coincidirían como reflejan las lápidas y encajaría también en lo que sostiene el relato de Zhirohov.

Como casi siempre en temas relacionados de la Guerra Civil, un tema enlaza con otro, y este con otro nuevo, y seguramente si continuáramos profundizando llegaríamos a otros nuevos temas enlazados con estos, e inevitablemente surgirían nuevas interrogantes. En nuestro caso partiendo de la noticia de la retirada de la placa del cementerio de La Almudena, hemos conocido un poco más tanto de la historia de este mausoleo y de su inauguración, como de las personas que fueron sepultadas en este lugar. También sabemos ahora quien fue el piloto que derribo los aviones en los que volaban algunos de ellos y las circunstancias del combate, conociendo así mismo el hecho de que el derribo de uno de estos aparatos de la Legión Cóndor constituyó la primera victoria nocturna de la aviación republicana.

Se nos quedan preguntas en el aire, como cuales fueron las circunstancias en las que fallecieron los otros tres aviadores en Arenas de San Pedro, o la razón que llevó a las autoridades alemanas a enterrar a estos aviadores en España, en vez de repatriarlos a su país, o bien saber quien era la otra persona que pidió ser enterrada junto a estos aviadores ya en 1967. Y podríamos seguir planteando muchas más interrogantes que esperamos poder responder en una próxima crónica.

Florentino Areneros.


INDICES ANTERIORES

Pueden encontrar los índices de años anteriores haciendo clic en:

INDICE 2012

INDICE 2011

INDICE 2010

29 comentarios:

  1. Hola Florentino

    Muy interesante tu entrada, aunque he renunciado ante la lectura completa del artículo de Mihail Zhirohov, tan denso y con una letra muy pequeña. Estuve buscando la razón de la no rapatriación de los cuerpos de los fallecidos de la Legión Condor y el porqué de su sepultura en el cementerio de la Almudena. NO encuentro la razón. Se dijo que la legión alemana quedaría en España durante la posguerra para trabajar y ayudar a levantar el país. Pero mejor será que te envíe ahora mismo el artíclo sobre este tema.

    Un saludo
    Anne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alemania tien la costumbre de enterrar a sus muertos lo más cerca del lugar de dónde murieron. Por eso eurpoa está trufada de cementerios militares alemanes cerca de los campos de batalla. Hay otro cementerio militar alemán en Yuste con la mayoría de los soldados alemanes muertos en España durante la segunda guerra mundial.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por su comentario y por visitar el blog.

      Hace tiempo escribimos brevemente sobre el cementerio de Yuste en una crónica dedicada a la Guerra Civil en Cáceres:
      http://florentinoareneros.blogspot.com.es/2010/03/otras-plazas-caceres-2-parte.html
      Hay un organismo oficial encargado del mantenimiento de estos cementerios diseminados por todo el mundo, el Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge. En el de Yuste hay soldados de la I de la II GM, y si no me falla la memoria hay otro enterramiento similar al de la Almudena en el cementerio de Santander.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Estimada Iris,

    Muchas gracias por visitar nuestro humilde blog, todo un honor para nosotros, le estamos muy agradecidos por sus generosos comentarios.

    Le agradezco así mismo el documento que me ha enviado por email, muy interesante y que me será muy útil para la prometida segunda parte de esta crónica, que espero completar en breve. Las razones de la no repatriación de los cuerpos para entregarlos a los familiares, sigo sin conocerlas, pero alguna razón tiene que existir, seguimos buscando.

    Un cordial saludo.
    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  3. Excelente crónica.
    Le felicito.

    R. CAPA

    ResponderEliminar
  4. En el periódico La Vanguardia 22 Noviembre de 1.939 (Hemeroteca pag. 2)pone la noticia del descubrimiento de una lápida en memoria de los oficiales y suboficiales alemanes acupantes de un avión bombardero abatido en El Escorial con fecha de 25 de julio de 1.937 y especifica "Los ocupantes de la aeronave fueron asesinados por los rojos" dando a entender que fueron tomados prisioneros y eliminados cuando al parecer cayeron en combate

    ResponderEliminar
  5. Considero improbable que los que sobrevivieron al derribo fueran asesinados, eran prisioneros muy valiosos, incluso en la crónica se mencionan los nombres de esos prisioneros.

    Un saludo y gracias por visitar el blog.

    Florentino Areneros

    ResponderEliminar
  6. Si miráis bien las fotografías del panteón de la Legión Cóndor, obsevaréis que hay una octava tumba que preside las demás. Se trata del enterramiento del teniente coronel de la Luftwaffe Helmut Felix Bolz, que participó en la guerra española con el grado de capitán, pero no murió en combate. Una vez finalizada la II Guerra Mundial, abandonó Alemania y se asentó definitivamente en Madrid, donde falleció por enfermedad el 6 de enero de 1967, habiendo solicitado ser enterrado junto a sus antiguos camaradas.
    Como hijo suyo, celebro que se haya retirado la placa y confío en que sea suficiente para desanimar a los ultraderechistas que todos los años acuden allí brazo en alto y a los ultras del otro bando que como reacción acuden a continuación para cometer actos vandálicos. Que les dejen descansar en paz, que ya es hora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pertenezco a un taller de guion que está elaborando un documental sobre los bombardeos sobre Madrid. Nos gustaría contar con su colaboración. Gracias.

      tomalaserie@googlegroups.com

      Eliminar
    2. Muchas gracias por visitar el blog.

      De entrada no tengo ningún inconveniente en colaborar con ustedes, sobre todo si me indican en que consistiría mi colaboración. También me gustaría conocer su proyecto, quienes participan, etc...

      Saludos.

      Eliminar
    3. Hola, yo tuve el gusto de conocer a D.Helmut Felix aunque soy mucho mas joven ya que vivía en la misma casa, fué una persona de grato recuerdo.
      saludos Miguel

      Eliminar
    4. Muchas gracias Miguel por su comentario y por visitar el blog.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Muchas gracias Miguel por su comentario y por visitar este blog.

    Conocía la historia de su padre, en la fotografía que abre la crónica coloqué la placa que estaba tirada y dada la vuelta sobre la arena y me llamó la atención la fecha de defunción. Estuve buscando información pero inexplicablemente se me olvido reflejarlo en la crónica (entre la visita al cementerio y la crónica pasaron varios meses), afortunadamente gracias a su comentario ahora conocemos parte de la biografía de Helmut Felix Bolz. Aunque tarde, añadiré una nota al final de la crónica explicando esta circunstancia, si usted quiere aportar algún dato biográfico sobre su padre se lo publicaremos encantados.

    Yo personalmente no soy partidario de retirar la placa, después de tanto tiempo es ya parte de la Historia, y debe de ser considerada como tal, como parte de una Historia que hay que explicar y conocer (algo que intentamos hacer en Sol y Moscas), y luego que cada uno saque las conclusiones que quiera. Lo que hay que evitar es que se utilice un panteón para reivindicaciones políticas, o lo que es peor, sirva de objetivo para acciones vandálicas y cobardes.Como bien dice usted, que les dejen descansar en paz.

    Reciba un cordial saludo.
    Florentino Areneros.

    ResponderEliminar
  8. Hola Florentino,soy Marianne Bolz, hija de Helmut Felix Bolz, y acabo de encontrar esta web.
    De vez en cuando escribo su nombre, el de mi padre, en internet, y aparecen informaciones nuevas.
    No sabía que la Embajada Alemana había quitado la placa con el nombre de Legión Condor,y me extraña que no nos lo hayan comunicado, porque me contactaron el año pasado para saber quién había restaurado su lápida..Generalmente las mantiene la Embajada.
    Mi padre se casó y vivió en Madrid hasta 1967, donde murió el día 6 de enero,como le decía mi hermano.
    Somos 5 hijos y 8 nietos.
    Hay un museo pequeñito en La Senia que cuenta algo de la historia de mi padre.
    No he estado todavía, pero iré.
    Por lo demás, no sé si me parece bien o mal que hayan quitado la placa de Legión Condor.
    Sí creo que es importante hablar de las cosas para solucionarlas.
    Un saludo, Marianne

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Marianne por su comentario y por visitar el blog.

    Poco más puedo comentarle que lo que ya le dije a su hermano en un comentario anterior, si ustedes quieren aportar algún dato biográfico sobre su padre, por nuestra parte estaremos encantados de publicarlo a continuación de la crónica como cierre de la misma.

    Desconocía lo del museo de la Senia, trataré de informarme.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Es una vergüenza para la gente decente de España que en el año 2013 todavía existiese una placa conmemorativa hacia estos monstruos alemanes, gracias a la xenofobia de Hitler en contra de los españoles, no se les permitió entrar a la guerra, porque de lo contrario la misma vergüenza que sienten los alemanes hoy en día, la estarían sufriendo todos los españoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si aprendemos a respetar nuestra historia de una vez. Si nuestros ancestros hubieran hecho lo mismo, hoy no tendríamos los circos, teatros ni acueductos romanos ya que estos entraron matando y matando mucho a los pueblos íberos. Y puestos a derribar cosas derribemos también la ciudad sanitaria "La Paz" en Madrid, construida durante el franquismo, por no hablar de la seguridad social, las pagas extras ,la educación pública etc etc
      Por cierto que tampoco estoy de acuerdo en retirar nada de las muchas cosas que han quedado del bando republicano (o rojo, como a ellos les gustaba llamarse) como p.ej. el escudo de España con la corona mural que preside una de las puertas del Banco de España, en Cibeles.
      Las futuras generaciones dentro de algunos siglos seguro nos lo agradecerán.

      Eliminar
    2. Si, pero es la misma vergüenza que se añore a los aviones republicanos que arrasaron Belchite o el Alcázar de Toledo lleno de civiles. Aquí hemos llegado a un punto de borregos que solo vemos lo que nos han vendido, que Franco era malo malísimo, que la Legión Cóndor era lo peor y que la aviación republicana eran ángeles benditos.

      Eliminar
  11. Marianne entiendo que sea tu propia sangre de la que tengas que renegar, pero escucha a tu corazón y si tu conciencia y tu ética te permiten seguir dudando sobre qué piensas de la retirada de la placa conmemorativa de los que masacraron a la población civil, es que quizá necesites releer la historia y empezar a meditar sobre el bien y el mal. Te deseo un buen viaje interior.

    ResponderEliminar
  12. Marianne, no tiene usted por qué arrepentirse del pasado de su padre, él luchó por ser militar, y por un concepto social del que creía que era el mejor para él, su familia, su pueblo y Europa...la lucha contra el comunismo. Para mi es bastante, honorable que un hombre luche por sus ideales.
    El la guerra todos matan y cometen crímenes contra la humanidad, si no que le pregunten a la Rusia comunista que es donde precisamente, más crímenes existieron a lo largo de la historia y que aún se ve reflejado en algunos países con tal ideología, en el siglo XXI.
    La cuestión es que su padre, luchó por lo que creía justo y es demagogia implicar del holocausto a un soldado con honor.

    ResponderEliminar
  13. Hola.
    Conozco personalmente a uno de los hijos de Helmut Felix Bolz, mi buen amigo Luis.
    Soy autor de varios libros del aeródromo de la Sénia. Aquí en mi pueblo estuvo ubicado uno de los aeródromos mas importantes de la contienda, en lo que se refiere a la Aviación Republicana y principalmente a la Legión Condor. ya que fueron los dos bandos los ocupantes de dicho aeródromo.
    El museo que aquí tenemos es uno de los mas imparciales que hay sobre el tema guerra civil, si no el mas, ya que todo lo que en el se explica y muestra esta efectuado con la mayor igualdad posible. Nadie se escandaliza por ver una esvástica, ya que se entiende que forma parte de la historia.
    De muestra les digo, que aquí tenemos enterrados dos pilotos, uno ruso y otro alemán, de momento a nadie se le ha pasado por la cabeza romper el pequeño monolito del ruso ni romper la lapida del alemán. Tan difícil es aceptar las cosas como fueron?
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;uchas gracias por su comentario y por visitar el blog.

      No tengo el gusto de conocer su Museo, es una asignatura que tengo pendiente: visitar la zona de la Batalla del Ebro y Tarragona. Conozco algunos datos del aeródromo de la Sénia, concretamente el bombardeo de la Aviación Republicana ya finalizando la guerra. Hace poco estuve colaborando con el Profesor Juan Manuel Riesgo en una conferencia sobre los cuadros del Museo del Aire de Madrid (retirados en estos momentos de exposición), donde se recogía el episodio del bombardeo del aeródromo por las FARE. Supongo que conocerá este cuadro.

      En otros comentarios a esta crónica (incluyendo el de los hijos de Bolz) hemos hablado en otras ocasiones, yo tampoco era partidario de retirar la placa. Afortunadamente solo ha recibido una mano de pintura, supongo que el tiempo se encargará de dejar la lápida nuevamente visible.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Hola Florentino.
      Si estas interesado en saber mas sobre el aeródromo de la Sénia, puedes mirar de conseguir el ultimo libro que hice sobre el ( La aviación Republicana y la Legión Cóndor en el aeródromo de la Sénia), esta editado por la Galland Books, puedes comprarlo directamente en la editorial, o si lo prefieres, puedo vendértelo yo directamente.
      Escríbeme en “info@cristallbany.com” y hablamos del tema si estas interesado.
      Saludos. Heribert

      Eliminar
    3. Le agradezco su ofrecimiento Heribert,lo tendré en cuenta en el futuro. La verdad es que tengo una larga lista de libros en casa pendientes de leer (alguno de ellos dedicados por sus autores) en casa y lo que me falta es tiempo material para leer.

      Un saludo.

      Eliminar
  14. Hola Florentino.

    Estaba buscando datos sobre un piloto de la República, Juan Nistal Hidalgo, piloto de un Polikarpov i-15 "Chato", apodado "La Bruja Pirulí", y he encontrado en esta página que al ruso Mijail Yakushin, piloto de un Tupolev SB-2 "Katiuska", tenía el mismo apodo.

    Podría suceder que dos pilotos del mismo bando tuvieran el mismo apelativo, ya que la "La Bruja Pirulí" era un personaje popular en la época, pero me parece una coincidencia muy poco probable.

    Me gustaría intercambiar datos para aclarar el asunto.

    Un abrazo y muchas gracias por tus artículos sobre aviación.

    Luis Montalvo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis por su comentario y por visitar el blog.

      La verdad es que me temo que no voy pode ayudarle, no tengo mucha idea del tema y hace tanto que escribí el artículo que apenas me acuerdo. El dato de "La Bruja Pirulí" supongo que tuve que sacarlo de la revista Aeroplano, de donde copié la fotografía. La revista Aeroplano esta digitalizada y colgada en la web. Si no saqué la información sobre el apodo de esa fuente, tuvo que ser del relato de Mihail Zhirohov que enlazo en mi artículo.

      Siento no poder ayudarle más, pero si que le recomendaría realizar esta pregunta en un grupo de Facebook que trata sobre la aviación en la GCE, donde puede encontrar personas con un gran conocimiento en estos temas. El grupo se llama: AVIACION GUERRA CIVIL ESPAÑOLA lo mismo ahí si que le pueden dar alguna respuesta.

      Un abrazo.
      Florentino Areneros.

      Eliminar
    2. Gracias Florentino.

      ¿Podrías decirme el número de la revista Aeroplano? He estado mirando en algunas, pero se descargan bastante mal.

      Muchas gracias, preguntaré en Facebook.
      Un abrazo.
      Luis

      Eliminar
    3. Si no me equivoco se trata del número 7 de octubre de 1989. Por lo meno eso tengo en las fotos guardadas, el ejemplar no lo tengo controlado, sino te lo enviaba a una dirección de correo. De todas formas si tienes problemas para bajartelo dímelo que en algún sitio lo tengo que tener, creo que me baje todos los ejemplares en su momento pero soy bastante desordenado.

      Un abrazo.
      Florentino.

      Eliminar
    4. Muchas gracias, Florentino.
      Ya tengo el ejemplar y gracias por las pistas.

      Un abrazo.

      Luis

      Eliminar