viernes, 26 de octubre de 2012

LUPE SINO

Una imagen de Lupe Sino junto al torero Manolete.

LUPE SINO:

DE ESPOSA DE UN ANARQUISTA
A NOVIA DE MANOLETE.

Nuevamente la rabiosa y candente actualidad nos obliga a modificar nuestros planes editoriales para hacer llegar a nuestros lectores una sensacional noticia, un clamoroso aldabonazo, una grandiosa exclusiva, que sin ninguna duda hará vibrar a todos los buenos aficionados al noble arte de la guerracivilmaquia: Rafael González Zubieta, “El Zubi”, ha regresado a los ruedos abriendo de par en par (para ventilar que hay mucho rancio suelto) la Puerta del Principe.

Todavía se recuerda en Madrid la clamorosa actuación que cuajó el diestro cordobés en el monumental coso de la librería Blanquerna de Madrid en el mes de mayo de 2010, a la que desde esta humilde publicación dedicamos una inolvidable crónica, una de las más queridas en esta redacción, que llevaba el merecido título de “Ópera Egipcia”, porque realmente aquello que contemplaron los privilegiados que pudieron asistir a aquel irrepetible acontecimiento fue una auténtica opera egipcia (clic aquí para ir a la crónica).

En esta ocasión “El Zubi” ha elegido para su regreso un tema no menos apasionante, la vida de Antonia Bronchalo Lopesino, más conocida como Lupe Sino, la mujer que saltaría a la fama durante la posguerra por ser la novia del mítico Manolete. Mucho se ha escrito sobre esta bella mujer, incluso hace poco se estrenó una millonaria producción cinematográfica en la que Penélope Cruz interpretaba a este singular personaje. Sin embargo poco se sabía de la vida de Lupe Sino anterior a su noviazgo con el malogrado diestro cordobés, hasta la memorable faena de “El Zubi”. Rafael González Zubieta durante mucho tiempo ha estado siguiendo las pocas pistas que de Lupe Sino podíamos encontrar, un ciclópeo trabajo de investigación y documentación realizado a lo largo de muchos meses (del que podemos dar fe), y retazo a retazo ha ido hilvanando la apasionante y hasta ahora desconocida biografía de esta singular mujer, una biografía que finalmente ha resultado apasionante y llena de grandes sorpresas.

Haga clic en la imagen para ir a la página de Madrid en Guerra.

Se remonta “El Zubi” a los orígenes de Antonia en un pequeño pueblecito de Guadalajara en el seno de una humilde familia. Muy joven tuvo que emigrar a Madrid, donde realizaría diferentes trabajos hasta introducirse en el mundo del cabaret. El inicio de la Guerra Civil daría al traste con los planes de futuro de esta bella mujer, al igual los de otros muchos españoles, y sería en este dramático escenario donde conocería al que habría de ser su marido: Antonio Verardini Diaz-Ferreti.

Si la biografía de Lupe Sino es apasionante, la de Verardini no le queda a la zaga. Un hombre controvertido, de buena familia, culto, que destacó en sus estudios de ingeniería, una persona con un prometedor futuro, al que sin embargo en julio de 1936 le encontramos encarcelado en La Modelo de Madrid acusado de estafa. Sería en la cárcel donde establecería amistad con Cipriano Mera, y donde también coincidiría con el todopoderoso Juan March, al que timaría en el más ortodoxo estilo de los pícaros del Siglo de Oro, como recoge “El Zubi” en su artículo. Saldría de la cárcel el 21 de julio de 1936 junto a Cipriano Mera, del que ya no se separaría en toda la guerra, llegando a ser Jefe de Estado Mayor del IV Cuerpo de Ejército que mandaba el legendario albañil del madrileño barrio de Tetuan de las Victorias.

Fotografía tomada en el Frente de Guadalajara donde podemos ver a Antonio Verardini, con las piernas abiertas y las manos en los bolsillos. En el grupo distinguimos también a Cipriano Mera y al coronel Casado. (Fotografía obtenida del artículo de El Rufian Meancólico de título “Orlov y la CNT” publicado en La Biblioteca Fantasma ).

Durante la contienda Verardini se vería involucrado en diferentes asuntos turbios, destacando el de la falsa embajada de Siam, una trampa que condujo a la muerte a varias personas engañadas en la creencia de recibir protección diplomática. Sería detenido acusado de espionaje por una patrulla comunista, teniendo que enviar Mera un contingente fuertemente armado para liberarlo. En octubre de 1937 Antonia Bronchalo y Antonio Verardini se casarían en una ceremonia oficiada por el propio general Miaja, a la que asistirían gran parte de las principales autoridades militares de la época. Finalizada la guerra Antonia se quedará en Madrid, tratando de iniciar una nueva vida escondiendo un pasado que podría ser una pesada carga para ella. Verardini consiguió huir a Orán, donde continuaría con su apasionante vida.

Todo esto es solo un pequeño aperitivo para abrir boca de todo lo que pueden encontrar en la magistral faena que Rafael González Zubieta “El Zubi” ha cuajado en su blog “Larga Cordobesa”, una faena realizada con el legendario temple y el incomparable arte que atesora este inigualable diestro de la ribera del Guadalquivir, una faena que sin ninguna duda pasará por derecho propio a los anales de la guerracivilmaquia.

Si es usted aficionado a la historia y quiere conocer con más lujo de detalles lo que hasta aquí hemos narrado, así como otras muchas sorpresas, no deje de leer la crónica de este maestro soberano, que nuevamente ha abierto el tarro de las esencias para deleite y disfrute de los amantes del noble arte de la guerracivilmaquia.

CLIC AQUÍ PARA ACCEDER AL ARTÍCULO DE «EL ZUBI».


Florentino Areneros.

1 comentario:

  1. Muchas gracias .D Florentino por este oportuno articulo que nos pone en la pista de esos dos blogs que suguieren enorme interés.

    ResponderEliminar